Juliette Lewis

No nos cansamos de repetirlo una y otra vez, ¡el mundo de las Criaturas Salvajes es caprichosamente impresivible!. Y no es para menos, lo cierto es que los tres socios en activo de esta WEB (estamos a la espera de que el Máster vuelva a coger fuelle…) nos retro-alimentamos constantemente, nos influenciamos sin querer y nos damos ideas que, quizás, si cada uno fuese a la suya, no surgirían o no lo harían de la misma forma. Tenía para esta semana otra propuesta Stoner muuuuy interesante, ¡de verdad!, pero mira tú que me topo la noche del pasado domingo con SCARLETT JOHANSSON convertida en CxS por el camarada Bernardo de Andrés volviéndome a convencer de pleno con todo lo que ha ofrecido y está ofreciendo una de las musas actuales del Hollywood del S. XXI. Tiene una voz maravillosa y un carisma indiscutible, ya veréis…

Pues bien, como os decía antes con el tema de retro-alimentarnos, no tardé ni medio segundo en venirme a la cabeza JULIETTE LEWIS con sus ‘Lametazos’ y tuve claro que esta semana iba a ir dedicada, sin pretenderlo ni quererlo en absoluto, a las Criaturas Salvajes que han sido fabricadas en pleno Hollywood y que han desarrollado una más que interesante carrera musical. No es la primera vez que ocurre ésto por aquí, de hecho Elisabeth Gillies fue la primera, así que el desierto tendrá que esperar, que entre el descaro y la locura espasmódica y de directo de Ms. JULIETTE LEWIS & THE LICKS!!!…

¿Quién nos iba a decir que aquellos inocentes cameos en Mi Novia es una Extraterrestre (1988) iban a llevar a la Lewis a protagonizar El Cabo del Miedo (1991) dos años después frente al gigante De Niro y convertirla en una estrella de la noche a la mañana?. En fin, supongo que todos tenéis en mente los tres episodios de Aquellos Maravillosos Años además de pelis míticas como la citada (fué nominada al Globo de Oro y a los Oscars como mejor actriz de reparto), ¿A Quién Ama Gilbert Grape? (1993)Asesinos Natos (1994), Días Extraños (1995) y, cómo no, la bizarrada de Abierto Hasta el Amanecer (1996). Juliette se ganó por derecho propio su status y su posición en la industria tan sólo con estas películas siempre interpretando papeles arriesgados, rebeldes y muy alejados de los ‘blockbusters’ de superhéroes que actores y actrices incipientes o en plena explosión mainstream realizan hoy en día.

Pero pongámonos ya en antecedentes y ‘hablemos el idioma de la Lewis’

Una Criatura Salvaje e imprevisible en pantalla no podía dejar pasar de probar en el mundillo musical y dar el 200% de sí misma como si de una desconocida se tratase. Fanática hasta la médula de leyendas en vida como Iggy Pop, Joan Jett y Patti Smith, de gente que marcó su juventud en los 90’s como Kim Deal (tanto en Pixies como en The Breeders), P.J. Harvey o Courtney Love y contemporánea de una banda que siempre le flipó como los Yeah Yeah Yeahs, entre otros del Indie Rock, desde luego que no podía salir nada malo (ni discreto) con semejante cocktelera.

Sin abandonar su carrera cinematográfica en ningún momento y gracias a acompañar a Patty Schemel, ex-batería de Hole, a un bolo de Blondie, Juliette lo tuvo más claro que nunca, iba a convertirse en una Rock’N’Roll Star costase lo que costase. Juliette & The Licks se gestan en 2003 con ella, Todd Morse (lead guitar), Paul III (bass) y la misma Patty Schemel (drums) lanzando un año después su primera declaración de intenciones con …Like A Bolt Of Lightning (2004) que deja muy buen sabor de boca y demuestra que nuestra protagonista va en serio y que esto no es un capricho de aburrida estrellona hollywoodiense…

Comprometida al 100% con el proyecto y con la necesidad imperiosa de tener un disco en toda regla con himnos, pone toda la carne en el asador para facturar un enérgico, crudo y poderoso You’re Speaking My Language (2005) que no deja de ser Indie Rock a medio camino entre Hole y P.J. Harvey (“I Never Got To Tell You What I Wanted”) pero que cantado e interpretado con la desbordante energía de la Lewis se convierte en algo más ‘in your face’, más crudo y visceral notándose la influencia de la Iguana en el tema homónimo y el punk rock comprometido de Patti Smith caso de “American Boy Pt.2”. “Pray For The Band Latoya” y “Got Love To Kill” se convierten, junto con “You’re Speaking My Language”, en clásicos indiscutibles en sus entregados, sudorosos e imprevisibles directos en donde, de nuevo, la influencia escénica de Iggy poseía a Juliette cada vez que se subía a un escenario. Todo un espectáculo ver a una tía comiéndose el escenario y a su público teniendo el status de ‘estrella’. Without divisms please…

Lo que podría parecer un ‘ya lo he conseguido y voy a explotar mi producto y mis hits al máximo’ deja de tener sentido cuando tan sólo un año después la Lewis ya tiene otro disco bajo el brazo de título Four On The Flour (2006) en donde el mismísimo Dave Grohl se encarga de las baterías. Si el debut ya tenía un nivelazo increíble, este segundo disco es incluso hasta mejor, la colección de canciones se encajan entre sí mismas como un guante, todas las canciones son redondas, hits singles en potencia en donde se combina la fiereza del inicial “Smash & Grabs”, “Killer” y su ‘instant classic’ “Hot Kiss” con temas más melódicos y menos cabronazos como los semi-azucarados indies “Sticky Honey” y “Death Of A Whore”, no exentos de unas letras de lo más ácidas y críticas, “Get Up” con su toque Stones, el grandioso “Mindful Of Daggers” y, wow, el oscuro clásico “Inside The Cage” que te recordará a la Polly más sucia con un bajo presente en todo momento.

Un discazo de tomo y lomo que le permite tocar en todo el mundo y en todos los festivales que se le antojan hasta 2009 en donde la banda y la diva sufren el desgaste típico con tanto tour y se separan indefinidamente. Esto no quita para que la inquieta Criatura se marque un nuevo disco con los New Romantics, Terra Incognita (2009) en donde Omar Rodriguez-López mete mano en la producción con un disco más oscuro y atmósférico pero igual de interesante.

No es hasta 2015 que volvemos a ver en activo a Juliette & The Licks juntándose para algunos bolos esporádicos que, me da que sin quererlo, devuelven la magia y la química entre Lewis y Todd Morse, Jason Womack (bass), Kemble Walters (guitar) y Ed Davis (drums). Tenemos a una Juliette enamorada de nuevo con su relación con Brad Wilk (RATM, Audioslave…) y con las pilas recargadas para volver, tal y como ella afirma, con la banda de su vida y lanzar un caramelito en formato single/videoclip, “Any Way You Want” (2017) (lo tienes en Bola Extra..) el pasado año y confirmar en este 2018 que tendremos tercer disco de los ‘lametazos’ en breve. No se puede pedir más, ¿no creéis?. Amo a estar mujer, ¡¡¡amo el rock’n’roll!!!

BOLA EXTRA!!!!!!!!!!!!!!!…

  1. Gran conexion semanal esta del cine para criaturas
    . Mira que digo q prefiero a la Lewis cantante y rockera que actriz pero de largo. Sin duda pionera en hacer creer posible que una xatriz pudieras ser creible en su misión de rockstar Genial post que ne ha obligado a repasarla de forma exhustiva

  2. Recuerdo haber visto algunas de esas películas. Especialmente Strange Days, como esa cantante tan presente en la memoria, y grabaciones virtuales, del protagonista. Lo que emplea para manipularlo, desatar gran parte del conflicto. Como una femme fatale ciberpunk.
    Que actitud tan intensamente rockera, al arrojarse al publico. Y que buena forma de canalizar influencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorScarlett Johansson
Artículo siguienteBrigitte Roka