Seventh Hell

Quien iba a pensar que, sin comerlo ni beberlo (ni tampoco pretenderlo) ibamos a estar dos semanas seguidas dedicados en cuerpo y alma a nuestras Criaturas Salvajes nacionales con nuestra sección ‘Spanish Bombs’. Es una gozada ser contemporáneos del imponente papel protagónico que ya tienen nuestras CxS en el panorama rock de nuestro país y aquí vamos a estar para seguir impulsando su talento y promocionar sus canciones y discos. El pasado lunes, mi camarada Bernardo de Andrés se arrancó con los dark punks RATA NEGRA con JUANITA (VIOLETA) defendiendo un proyecto cercano al punk 80’s y a Parálisis Permanente.

En mi caso, en fin, no voy a salirme de la oscuridad, de hecho mi intención es llevaros al mismísimo infierno, en concreto al que hace ‘7’, porque hoy ha llegado el día y la hora de volver a rescatar a la segunda ‘Spanish Bombs’ que fue coronada en este proyecto cuando empezábamos en 2016 en el ‘blog prohibido’, os hablo de LORY ROXX pero también de sus SEVENTH HELL!!!

Gestados poco antes de 2013 en la Ciudad del Turia, la banda está formada por la meritada Lory como frontwoman vocalista, los ‘hachas’ Xavi Sparks y Vince Sánchez, a las cuatro cuerdas Cristobass y aporreando parches Fran Stormaster creando un estilo que ellos definen como Hard Rock Moderno con muchos pasajes y riffs dominados por el Metal de bandas como Corrosion Of Conformity, Halestorm, Black Label Society, Söber y Alter Bridge entre otros. En 2013 sacan un hardrockero single de presentación, Run From You (2013), que ya apuntaba maneras para, un año después, tener la oportunidad de presenciar su directo y su puesta en escena todavía ‘en contrucción’ junto a las injustamente desaparecidas Crucified Barbara (algún día les haremos justicia por aquí…). 
Sin parar de tocar y de pulir su sonido y con una Lory siempre muy activa (y crítica en muchos temas) en redes sociales y en proyectos ‘educativos’, la banda ha compartido cartel con unas cuantas bandas ya de primer nivel como Xplore Yesterday, Def Con Dos, Talco o Tierra Santa hasta llegar el 2016 y lanzar su E.P. debut titulado We Are Burning (2016) cumpliendo todas sus expectativas (y las mías también) con cortes hard metal cantados en la lengua de Shakespeare tan hostiles como “Stone In My Way” moviéndose entre Pantera, Zack Wylde y Alice In Chains o temás más melodiosos como “Stop The Clock” en donde el timbre limpio de Lory demostraba determinación y talento entre la muralla de riffs generada por Sparks y Sánchez y la petrea base rítmica de Cristobass y Stormaster. Un debutazo muy prometedor, reconozco que mucho más de lo que esperaba…


Tres años después y con unos cuantos bolos ya a sus espaldas, sufriendo los problemas típicos del ostracismo musical de todo producto que lleva la etiqueta ‘ROCK’ en este país, toreando a las caprichosas redes sociales para adaptarse y conseguir adeptos para la ‘causa infernal’ y después de tomar la decisión de  pasarse al castellano por parte de la Roxx, nos llega su Opera Prima en formato LP, Desde el Infierno (2019), el disco que les tiene que poner en una posición de claro privilegio en la escena Metal de nuestro país porque lo apuntado en aquel E.P. de 2016 aquí se supera con creces en todos los sentidos. Para empezar, que nuestra Criatura se haya decidido por el castellano ha sido una opción inmejorable, se le nota cómoda componiendo en la lengua de Cervantes (con lo complicada que es de adaptar a las estructuras rock) centrándose así en jugar con su privilegiada voz para transmitir mucho mejor que en Inglés. En cuanto al sonido y producción es de auténtico lujo, con los arreglos justos para no restar en poderío decibélico. “¿A qué quieres jugar?” inaugura las hostilidades, me recuerdan a Uzzhuaïa en el riff, utilizan loops, se muestran contundentes. Bien. “Mi Adicción” es un blues disfrazado de Hard Metal, muy vacilón y con la Roxx demostrando vozarrón. “Mi Oscuridad” es mucho más pesado, cercano incluso a bandas como Kobra And The Lotus y Gotthard con un toquecillo Söber en fraseos. “Sin tu aprobación” vuelve a demostrar músculo, un corte muy ‘groove metal’ que transita la senda de C.O.C./Black Label Society con un buen estribillo. “Sin Miedo a Morir” y “Renacer” podrían ser perfectamente los mejores temas del disco, curiosamente los más melódicos y ‘tranquilitos’, y entrecomillo porque “Sin Miedo…” contiene el mejor trabajo de Lory a los vocales pasando de momentos más frágiles a otros desgarradísimos con mucha solvencia para transmitir esas ‘oscuridades’ de las que habla el tema. Con “Renacer” vuelven los riffs entrecortados pero la melodía y la voz de la valenciana vuelven a lucirse al máximo nivel con el mejor estribillo del disco y la sombra de Slash en el ‘solo’. ¡Instant Classic!. El disco vuelve a encabronarse en su tramo final, “No!” es el tema más hostil y virulento del conjunto y que compite con los dos anteriores, un bloque decibélico que escupe furia y rabia a partes iguales para esos ’embaucadores’ que existen en la red. “Black Crows” fue el primer single de este disco haciendo presagiar que todo seguía igual con respecto al Inglés, es el único tema cantado en el idioma y, bueno, a pesar de ser un cañonazo metalero ‘a la Halestorm’, uno ya se ha acostumbrado al castellano y la Roxx pasa algo desapercibida hasta el final en favor de la instrumentación, los guitarrazos y los dobles bombos. Para acabar, “Renacer” en versión acústica que no supera la original al piano y guitarras pero que viste de otra manera el himno de este disco con la cantante acaparando toda la atención en una atmósfera claramente gótica.

Y bueno, hasta aquí, los Seventh Hell tienen un disco debut ganador, han currado mucho para ello y se nota mucho tanto en sus surcos como en la ‘BOLA EXTRA’ que os espera justo aquí abajo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorRata Negra
Artículo siguienteScreamin’ Rebel Angels