Mighty Bombs

Tras mostrar nuestros respetos durante dos semanas consecutivas a nuestras Criaturas Salvajes nacionales en nuestra solicitada sección de ‘Spanish Bombs’, volvemos a la normalidad internacional con novedades bien calentitas, como no podía ser de otra forma y manera. El pasado lunes el super crack de las sorpresas y los cambios de timón, Mr. Bernardo de Andrés, propició que el mundo de las Pin-Ups y el Burlesque por fin entren, siempre de forma respetuosa obviamente, por la puerta grande en esta website con la CxS, LAURA PALMER y sus SCREAMIN’ REBEL ANGELS con increíbles e hipervitaminadas píldoras del mejor rockabilly, rock 50’s y Rock & Soul.

En lo que a un servidor respecta, he andado más que mareado, he tenido desde el fin de semana a dos combos que me han tenido en vilo, en un ‘ahora sí, ahora no’ por la increíble calidad de sus nuevos trabajos y, al final, me he decantado por la banda que más presencia femenina tenía a efectos de composición y liderazgo con el rescate de ONNE WAN y LUCI CAT, lideresas absolutas de los MIGHTY BOMBS con motivo de la publicación de su recientísimo nuevo disco. La otra banda son The Nuclears y esa me la voy a reservar para Pupilandia por los motivos que quedarán expuestos cuando le llegue su momento. 
Formados en el Otoño de 2015 en Ginebra (Suiza) por la cantante y guitarrista vasca, Onne Wan (Las Furias, The Trap), la bajista Lucie Cat y el batería Max (Demon Vendetta, The Last Brigade) y con un bagaje musical en muchas bandas ‘underground’ por parte de nuestro trío protagonista, la unión de tres elementos tan adrenalíticos como entregados a la causa del garage rock más enérgico no podía dar un resultado ni mediocre ni pasable, ¡esto tenía que ser una bomba de relojería!. Para muestras…¡¡¡BOTONESSS!!!…

Con influencias tan dispares como lógicas tales como L7, Dinosaur Jr., Pixies, Hüsker Dü, MC5, Distillers, Breeders o Sonic Youth, la banda pone toda la carne en el asador para facturar un Garage Punk de alto octanaje y peligrosidad pero tremendamente adictivo y pegadizo por sus aristas poppies. Muy pronto se dejan ver por la escena suiza con cierta asiduidad y ya a mediados de 2016 traspasan fronteras tocando en Francia, Alemania y Holanda consiguiendo una respuesta inmejorable gracias a sus incendiarios directos y abriendo para su intocable y ‘dinosáurico’ J. Mascis, para los Hard Ons, Las Furias (je, je), Thee Hypnotics e incluso para frikazos de la talla de Teenage Bottlerocket entre otros.

Tras casi dos años puliendo su sonido y su propuesta, en 2017 por fin sacan a la luz Not Of This Earth (2017), su bautismo de fuego, en donde demuestran con creces todo lo que os estoy hablando con un E.P. de cinco temas que es una absoluta bomba de relojería, con mucha urgencia y explosividad pero sin perder el norte de la melodía en ningún instante, decibelios ‘a go go’ en pelotazos eléctricos de la talla de “Run And Go”, “Full Of Shit” y “Something To Say” con una base rítmica atronadora que te cagas, musculosa hasta límites insospechados por parte de Lucie Cat y Max. ¿Y qué decir de la entrega de su frontwoman?, joder!, Onne Wan, una tía vasca con los ovarios bien puestos, demuestra que, tras su etapa con Las Furias (…¡¡¡y con las Perras del Infierno!!!) viene muuuuy fuerte y con ganas de patear culos con tormentas de guitarrazos por todas partes, ¡no para la tía! y una entrega vocal jodidamente molona y entregada. “Shake It All” y “Bubu Island” son los temas más claramente garageros, con toneladas de chicle y chispazos revolucionados alocadamente.

Turno para su Opera Prima en larga duración, no sin antes comentar la baja de Max el año pasado siendo sustituido, practicamente de inmediato, por Bastien un baterista con una pegada más aplastante si cabe que la de Max. Pues bien, la nueva colección de canciones lleva por título Begin Anywhere (2019) y tiene como hilo argumental el espacio, los anillos planetarios y los viajes siderales más space punk con muchos interludios en donde se lanzan atómicos fraseos aludiendo a esta temática. Musicalmente, estaba clarísimo, no podían fallar y este primer LP mejora incluso su ya potentísimo EP debut desplegando con garra, cruda energía y melodías extra-vibrantes su High Voltage Garage Punk. Onne Wan se sale amigas/os, sus cautivadores guitarrazos, sus tensos riffs rebosantes de nervio y su actitud vocal brillan en trallazos tan killers pero a su vez tan azucarados como “Dizzy Love”, “That’s How It Goes”, el vertiginoso “Don’t Tell Them”, el esquizoide “Psycho” con gotitas surf y el hiper-mega-cabreado “Whatever It Is” con toda la banda en modo ‘tormenta de meteoritos’ con sus intrumentos. Los momentos más, digamos, ‘relajaditos’ y entroncados con el powerpop y el punk pop están destinados para las fantabulosas melodías de “Stellar Paralax” y “Begin Anywhere” sin dejarme el picante powerpop de “With Your Eyes” con un ‘…JODER!’ al final del que me parto cada vez que llego a él. El disco finaliza con un tema curioso, extraño por tener partes muy diferenciadas e incluso hasta sorprendentes, “The Waiting” comienza hipnótico, se vuelve muy space rock ‘a la Monster Magnet‘ para dar la estocada final con un inesperado tramo final muy space poppie que incluso me quiere recordar a Kraftwerk con, parece ser, el mismísimo Bastien haciendo sus pinitos vocales como protagonista vocal. Tremendo final para un discazo de tomo y lomo, os lo aseguro!!!…

Llega el momento de que se ajusten los cinturones, calienten los propulsores y se preparen para despegar de nuevo hacia la BOLA EXTRA disfrutando al ’11’ de diez disparos de algodón de azúcar metidos a presión en balas de acero…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorScreamin’ Rebel Angels
Artículo siguienteStarbenders