New Years Day

Me perdonarán el retraso en publicar querid@s lector@s, ando más liado de lo acostumbrado además de atender con más intensidad obligaciones paternas, pero bueno, ya estamos aquí para seguir en la brecha y ofrecer lo mejor de lo mejor en Criaturas Salvajes y encima con novedades que es lo que más nos pone y lo que nos sigue colocando en la brecha de la actualidad musical. Pero antes de aventurarme en la CxS que me ha estado subyugando esta semana, es de obligada costumbre recordar la actualización/rescate que mi camarada Bernardo de Andrés realizó a las CxS KIM SHELTER y EMILY MOON con los estupendísimos STARBENDERS y su rock ‘pinturero y colorista’ como él mismo se encarga de definir certeramente en su post.

No me voy en demasía para con el término ‘pinturero y colorista’, eso sí, en este post de rock’n’roll y glam nada de nada, nos vamos directamente al mundo de las sombras, a jugar obsesivamente con el negro cuero y el rojo sangre imbuidos de riffs metálicos y programaciones diabólicas que nos vienen dadas por la ‘Lady Ga Ga’ del Metal, hoy tenemos por y para vosotras/os a ASHLEY COSTELLO con sus NEW YEARS DAY!!!…


Creados en 2005 en Anaheim, California, por Adam Lohrbach y nuestra protagonista tras la separación de los pop punks Home Grown, la nueva banda se pone como objetivo recrudecer su sonido y sonar más serios, tratar temas más profundos y, mientras van madurando el proyecto, se añaden Keith Drover (bass), Mike Schoolden (guitar) y Russel Dixon (drums). 

Dos años después y tras un EP homónimo que esbozaba cosas muy interesantes, llega su debut en largo con My Dear (2007) en donde muestran con seriedad aunque no sin cierto desparpajo lo que sería un pop punk alternativo con algunas pinceladas hard y metal que les abre las puertas de algunos Warped Tours. Un disco sencillote, muy luminoso y tirando al powerpop. La oscuridad no tardaría en llegar…

Tras un replanteamiento muy serio en ideas, estética e identidad, el quinteto cambia por completo de registro y abraza la oscuridad, el negro y el metal alternativo en su segundo disco, Victim To Villain (2013) en donde todavía quedan restos de melodías luminosas y pegadizas pero del que se aprecian dos cosas muy claras, el metal y los riffs pesados y cortantes le han ganado la partida al pop punk acercándose a bandas como In This Moment, Deftones, Halestorm o Korn, además de darnos cuenta de que la Costello se convierte en la líder absoluta de New Years Day, tanto en composición como en imagen, Ash es la que propone y dispone en la banda.

Su tercer trabajo, Malevolence (2015), no hace más que madurar el estilo, el sonido de la banda y, por qué no decirlo, la marcada estética de Costello con ese reconocible pelo rojo/negro, jugando cada vez más en el estudio con programaciones y ritmos electrónicos además de sumergirse todavía más en la oscuridad añadiendo toques Gothic Metal, incluso alguna pincelada Black con los primeros guturales de Ash sin perder nunca la melodía.

La banda vuelve a pasar por problemas, gente muy tóxica para la salud del quinteto intenta marear a la frontwoman y decide cortar de raiz con su pasado, despide a todos sus miembros, a excepción de Nikki Misery (guitar), y se hace con los servicios de Austin Ingerman (lead guitar), Frankie Sil (bass) y James Renshaw (drums) que ya no adoptan unas ‘pintas’ tan psycho-zombi mostrándose más sobrios en imagen pero dándole más empaque y pegada a las nuevas composiciones que Ash tenía ne mente…
Y llegamos a la actualidad, la banda se compacta y muscula en tiempo record, la Costello ha pasado por una mala época y eso se hace patente desde el mismo título del cuarto disco de NYD, Unbreakable (2019), las letras de la pelirroja-morena hablan más que nunca de desengaños, de mentiras y manipulaciones, de falsedad y ‘monstruos y esqueletos’ de dudosa confianza. Musicalmente es un disco que va a levantar polémica seguro pero que desde aquí celebramos; más que nunca se experimenta en el estudio con programaciones y electrónica disputándole en muchos temas el puesto a los entrecortados riffs nu-metal y la pétrea base rítmica de los iniciales “Come For Me” y “MissUnderstood”;  y es que ahí tenemos el homónimo “Unbreakable”, el catchy y bailongo “Break My Body” y  el todavía más claro “Shut Up” pero, ¡joder!, es que “Nocturnal” es una composición muy cercana al “Push It” de Garbage endurecida y revestida de riffs metal.  Con lo expuesto queda patente que nuestra Criatura no le gusta dormirse en los laureles y que gusta de evolucionar y probar cosas nuevas, sin ir más lejos Unbreakable pasa por tener un concepto musical claramente de Metal Pop con melodías muy marcadas en todo momento caso de “Skelentons”, “Done With You”, “Poltergeist” o el final con “I Survived”, todas ellas con un acercamiento cada vez más claro a la Ga Ga más guerrera y contundente. Como digo más arriba, un servidor lo celebra y no me molesta en absoluto este posicionamiento más comercial.

Y hasta aquí, la ‘BOLA EXTRA’ que os espera es jugosa como pocas, con mucho colorido pero también con mucho músculo Metal melenas bicolores predominantes. Espero que la disfrutéis!!!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorStarbenders
Artículo siguientePatti Palladin