Deviltrain

Primer post y primera Criatura Salvaje del año apreciad@s ‘die hard fans’ de este apasionada web. Se os felicita el año desde aquí esperando que sigáis con ganas de visitarnos como también esperamos que estéis quemando como demoni@s el recopilatorio/selección Salvaje que hemos confeccionado con todo el cariño y pasión que merecía este impresionante ‘Regalito de Reyes’ con 25 de los mejores singles de 25 de las mejores Criaturas Salvajes que se han pasado por aquí. Recordaros que esta ‘Selección Salvaje 2019’ se encuentra en descarga directa en IVOOX pero también la tenemos alojada en Spotify, en concreto en la cuenta de Rock, The Best Music en el apartado de Playlists.

Y ahora, andando que es gerundio!. La Criatura Salvaje que estrena este año 2020 es una de las dos CxS’s que se quedaron en puertas de hacerles un post pues se nos vinieron encima los artículos de ‘MEJORES CRIATURAS SALVAJES 2019 Pt. I y II’ y, si bien la primera, JENNA de ACID’s TRIP llegó en la ‘BOLA EXTRA’ de la mencionada segunda parte en formato ‘mini’, la que hoy nos ocupa me fue imposible ya añadirla. Tuve claro en ese momento quien iba a inaugurar el año por la parte que me toca pues SIMMI, la frontwoman y guitarrista de los germanos de Bamberg, DEVILTRAIN, se ha marcado junto con sus compañeros un discazo de tomo y lomo. Pasemos a hacer los honores con la siguiente ‘Máquina del Trueno’!!!…

Formados en la pequeña localidad germana de Bamberg, en el centro de Alemania y cercana a Nuremberg, el cuarteto integrado por la ya experimentada y portentosa vocalista Simmi (vocals), Heiko (lead guitar), Basti (bass) y Simon (drums), se ponen las pilas en tiempo record convirtiéndose en una máquina que empieza a engrasar su engranaje con el objetivo directo y exigente de publicar de buenas a primeras un LP. Cumplen su palabra, un año después, su debut, Deviltrain (2016), ya está en la calle demostrando muchísimo en tan poco tiempo…

Un sonido y una personalidad realmente definidas, como un híbrido entre el mejor hard rock 60’s/70’s, el high energy 90’s y el vintage rock que tanto está en auge en éste nuevo siglo y que no deja de beber de aquellas bandas sesenteras y setenteras. La producción es un pelín (pero sólo un pelín) tosca y cruda y, quizás, la voz de Simmi está un pelín tapada por las guitarras cuando podía haber acaparado mayor protagonismo pero es un debut en donde las guitarras de Simmi y Heiko ARDEN y la base rítmica apabulla sin reservas.

No tardan en dar que hablar, sus similitudes con bandas del calibre de Honeymoon Disease, Spiders y, por la parte más soulera con Blues Pills y Pristine deja marca y ya abren para bandas tan dispares como Supersuckers, Orange Goblin, Kadavar o DeWolff por citar sólo unas pocas.

Tres años después llega la aplastante muestra de consolidación de una banda hambrienta de escenarios, hambrienta de rock’n’roll y de alcanzar lo más alto con un disco que supera en composición, sonido y producción a su debut. Troubled Times (2019) nos trae lo que ya apuntaron en su Opera Prima, es decir, lo mejor de los Grand Funk Railroad más sudorosos y los primeros AC/DC (ese inicio con “Runnin’ Out Of Realness”…) junto con el blues rock impregnado de alma soulera más en voga hoy en día, plagado de Criaturas Salvajes reinando a su antojo, (“Sinner” y el enriquecido en espacios “Fade Out” serían un buen ejemplo) pero también hay mucho aquí de Action Rock, de ese rock’n’roll incendiario que hizo espabilar aquel final de los 90’s y principios del nuevo siglo con cortes que echan chispazos venenosos y mordidas directas a la yugular como “Trouble”, muy cercano a los parámetros y sonoridades de los citados Honeymoon Disease o el singelazo de “Thundermachine” de claro poso ‘Copter’/The Nomads. “Bad Reputation” vuelve a mostrar el frasco de esencias Detroit y Aussie, al igual que “All I Need” tiene esas guitarras flamígeras y kamikazes de mis sagrados Grand Funk Railroad o “Addiction”, tan Sabbath ella nutriéndose de sus dos primeros discos con el timbre vocal de nuestra Criatura cercano al Madman. En fin, no creo que deba extenderme más, eso sí, la voz de Simmi queda aquí con el tratamiento que bien merece, clara, potente, en primer plano sin desmerecer el poderío de punteos, riffs y solos de Heiko que ha ganado en definición y pegada y, bufff, esa base rítmica de Basti y Simon que montan una coraza setentera de muchas toneladas.

Llegamos a la primera ‘BOLA EXTRA’ del año y no se meneen ni un ápice porque les va a venir hasta grande enfrentarse a esta bandaza alemana… 

¡¡¡Son una jodida locomotora encima de un escenario se lo aseguro!!!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorSeleccion Salvaje Volumen 6
Artículo siguienteTwin Temple