Bad Cop Bad Cop

Inmersos ya en julio, Criaturas Salvajes llega a su último mes de actividad antes de las merecidas vacaciones estivales. Han sido estos cuatro últimos meses bastante especiales por la puta pandemia, pero si de algo hemos de enorgullecernos es de no haber perdido la ilusión y las ganas de seguir ofreciendo lo mejor de nuestras CxS’s y de haber seguido proporcionando un espacio de desconexión y entretenimiento entre tanta mala noticia. Inauguramos practicamente julio cuando el pasado lunes mi poliédrico camarada Bernardo de Andrés trajo desde el corazón de Los Angeles el occult garage/gothic psych blues de las DEATH VALLEY GIRLS. ¿Qué no las conoces?…¡¡¡pues ya estás tirando a descubrirlas en el post de Mr. B!!!…

Mi caso este viernes se trata de un nuevo rescate en tanto en cuanto a que las protagonistas de hoy, también de L.A., acaban de publicar su nuevo disco y nunca han sido coronadas en la nueva website pues tan sólo habían aparecido en aquel ‘limbo criaturil’ de ocho meses en el que Criaturas Salvajes se instaló en ‘Mi Tocadiscos Dual’ y ‘Pupilo Dilatado’ al cerrarse la persiana del ‘Blog Prohibido’. Si me lo permitís, punkerizemos la web ‘a la angelina’ pues ya están aquí las BAD COP BAD COP!!!… que distan muuuucho de ser unas ‘Chicas Simples’…

Formadas poco antes de 2015 bajo la tutela y padrinazgo de Fat Mike y su reconocido sello Fat Wreck Chords, el cuarteto integrado por nuestras CxS’s de hoy: Stacey Dee (vocals, guitar), Jennie Cotterill (vocals, guitar), Myra Gallarza (drums) y Linh Le (bass) distan mucho de ser el típico sub-producto sin gracia de la factoría de bandas que forman parte del conocido sello del líder de NOFX, ¡para nada!. Lo cierto es que, sí, les corre sangre punk rock 90’s por sus venas pero también les ponen muchísimo hacer unas harmonías vocales muy chulas ‘escuela Beach Boys’ a tres voces por lo que, en realidad, sus comienzos con aquel debut de 2015, Not Sorry, nos muestran a una banda de músculo punk y alma y cerebro pop, su primer tema, “Nightmare”, ya pone de manifiesto el gusto por las buenas melodías y esos coros tan Brian Wilson. Así, el punk noventero a lo NOFX y Bad Religion de “Anti Love Song” o “Sugarcane” se fusionan a la perfección con temás menos urgentes y más melódicos como “Cheers” o el accoustic punk de “Here’s To You”.

Los buenos resultados no se hacen esperar a pesar de que pienso que es un disco con cierta inocencia y, por momentos, algo blandito e inofensivo para mi gusto. Las giras con las bandas del sello se suceden una tras otra sin descanso y a Stacey es a la que más le pasa factura abusando más de la cuenta del alcohol, las drogas y unas fiestas interminables. La banda necesita de un parón para solucionar la situación (o plantearse su separación definitiva) y Dee entra en rehabilitación forzosa siendo respaldada y apoyada economicamente por el propio Fat Mike. A principios de 2017 la banda decide continuar donde lo dejaron, la catarsis del drama con la banda les hace coger fuerzas renovadas y Stacey se vuelve a encontrar con la fuerza necesaria para volver a acometer la composición de un nuevo disco. Llega Warriors (2017).

 

Lo sucedido no ha hecho más que mejorar la propuesta de la banda, ¡os lo aseguro! Warriors se muestra más crudo, con más profundidad, duele más, a pesar de que el azúcar y el chicle siguen persistiendo en la fórmula pero, en mi opinión, ya no son Pop Punk pues se convierten claramente en Melodic Punk Rock. Las voces principales de Stacey y Jennie se diferencian más que en el debut, siendo la primera más rasgada y la de Jennie manteniendo el timbre melódico que traza un contraste perfecto acompañado de las trabajadas harmonías vocales con Linh. Las influencias al punk 90’s siguen existiendo claro, siguen en Fat Wreck Chords, pero The Distillers, Hole, Rancid e incluso The Gits se unen a la cocktelera de sabores sonoros. Singles tan aplastantes como “Womanarchist”, un incontestable pepinazo melodic punk con proclamas anti-Trump, o el increíble “Victoria” se convierten a mi juicio en sus himnos definitivos de aquel disco magnífico comeback de hace tres años.

Y bueno, en plena era coronavírica y con esta cruda realidad que tanto está afectando el mundo de la cultura en general y de la música en particular, Stacey, Jennie, Myra y Linh, han podido contar, una vez más, con el respaldo de Fat Mike y de su sello para poder ver publicado su tercer disco de estudio, The Ride (2020), que sigue la estela de su anterior trabajo en tanto en cuanto a la diversidad estilística y el siempre excelso y curradísimo trabajo de armonías vocales a las que nos tienen acostumbrados. El tracklist comienza con el ska punk “Originators” para, después de una ‘intro’ de armónicos vocales, acelerarse de inmediato con “Certain Kind Of Monster”. Las tonadas punk pop no tardan en hacer acto de presencia con el singelazo “Simple Girl” y el ultra-pedadizo “Perpetual Motion Machine” con uno de los estribillos del disco y un trabajo de vocales imponente. Me gusta mucho también la tralla y el desgarro emocional de “Breastless” en claro contraste con el accoustic pop del tema cierre, “Sing With Me”, en donde vuelven a dejar claro su fijación por las ‘all girl bands’ de los 60’s. No deseo destripar más el disco más allá de que considero que es su rosco de consolidación definitiva, el más maduro de toda su carrera y con una ‘trademark’ cada vez más conseguida e identificativa de su citado trabajo de cuerdas vocales. Perfecto para disfrutar este verano, tanto en solitario como en compañía guardando las ‘jodidas distancias’…

Bad Cop Bad Cop no podían haber vuelto en mejor forma en estos tiempos que corren, más optimistas y enfocadas que nunca y aquí está la ‘BOLA EXTRA’ para que lo comprobéis por vosotras/os mismas/os en imágenes…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorDeath Valley Girls
Artículo siguienteLos Bitchos Vs La Luz