The Damn Truth

Un viernes más con vosotr@s y una semana más de Criaturas Salvajes que se encuentran de rabiosa actualidad y de las que queremos ser contemporáneos de sus recientes lanzamientos. Para abrir fuego esta semana, nada menos que las Cxs’s teenagers que se ha sacado de la chistera mi camarada y compañero Bernardo con la fresca, ingenua pero deliciosamente resultona energía ramoniana y punk del ’77 con las hermanísimas británicas y naturales de Liverpool (y no del Lejano Oriente) ROSE y MATILDA, integrantes del dueto punk rocker casero, YEE LOI.

A título personal y antes de comenzar mi Criatura de hoy, os he de comentar que, por cuestiones laborales funcionariales, es posible que no pueda publicar en algunas semanas, me fastidia pero tengo obligaciones ‘impuestas’ y no voy a tener ni las fuerzas ni las ganas necesarias para acometer los artículos en esta website como bien se merecen y con toda la verborrea criaturil que os soltamos. Espero volver cuanto antes porque me voy a dejar algunas en la recámara que me fastidia que no puedan salir a la luz siendo novedades bien recientes…

Y ahora sí, al lío. Mi CxS de hoy vuelve a llevarnos a Canadá una vez más (estuvimos hace bien poco cubriendo a Skye Sweetnam en sus dos etapas..). Pero en esta ocasión, esto no va de pop rock mainstream ni de metal crossover bubblegum, la Criatura y la banda de hoy tiran más por el palo del classic rock, el blues y el rock de corte alternativo y grunge remozado al S. XXI. Con todos ustedes, la canadiense de Montreal LEE-LA BAUM con sus THE DAMN TRUTH!!!…

Formados en 2012 como cuarteto en la citada Montreal, Lee-La Baum (vocals, guitar), Tom Shemer (lead guitar, vocals), PY Letellier (bass, vocals) y Dave Traina (drums, vocals) ya tenían cierta experiencia en la escena de la ciudad por lo que, cuando supieron que la magia entre los cuatro había surgido de forma expontánea y natural, se pusieron a componer impulsivamente y sin descanso publicando ese mismo año su debut, Dear In The Headlights (2012), poniendo de manifiesto su influencia zeppeliana y su cadencia y estilismo hippie 60’s con nuestra protagonista dejándose imbuir por el espíritu de Janis Joplin pero también de Alanis Morrisette y The Black Crowes…

Del debut ya se extraen sus dos primeros clasicazos, caso de alocado “Too Late” y mi favorito, “Kinda Awkward”, un sexy blues en medio tiempo que se electrifica por momentos y que puede remitir a un cruce entre Rival Sons y nuestra musa Dorothy con la Baum dejándose literalmente sus cuerdas vocales gritando ‘You don’t know me at all!, you don’t know me at all!…’…

Con un discazo tan sólido para ser un debut a pesar de algún mimetismo inicial y alguna melodía por pulir, la banda comienza a darse a conocer en las mejores plazas de Canadá participando en festivales, abriendo para gente cada vez más importante y teniendo la oportunidad de realizar su primera gira por Inglaterra.

Pasan cuatro años de actividad y auto-promoción y llega el disco que los iba a confirmar como una de las mejores apuestas del hard rock blues alternativo con la publicación de Devilish Folk (2016). Os he de confesar que, en realidad, andaba detrás de ellos desde principios de verano pasado al descubrir a la banda con este discazo, lo escuché muchas veces en agosto, de hecho iban a abrir el nuevo curso en septiembre con la excusa de un nuevo single/cover del que os hablaré más abajo, pero las novedades mandan y preferí esperar hasta este momento. Pero no avancemos cosas, aquí tenéis uno de sus intratables highlights, “Heart Is Cold”!!!!!!!!…

Devilish Folk moderniza, pule y amplía su sonido hasta límites insospechados con unas melodías y estribillos perfectamente ensamblados, preparados para agitar tu alma, se nota que la banda ha alcanzado su madurez compositiva y aquí vemos su propuesta ampliada y aumentada hasta el infinito, sí, acercándose más que nunca a los sonidos Vintage Rock de los citados Rival Sons pero dando cancha a la sensualidad hard rock de Dorothy, las locuras de Jack White tanto con los Stripes como en solitario y su claro influjo Pearl Jam y Morrisette en momentos puntuales. Todo el disco es una joyita, ¡os lo aseguro!, pero aquí hay unos acojonantes ‘instant classics’ como el mencionado “Heart Is Cold”, el inicial “White Lies”, “Pirates & Politicians” y el sex blues “Broken Blues” tan ‘a la Dorothy’ los tres, el brutal “Get With You” que es para volverse loco o “Alex”, experimentando con los sonidos acústicos grungies de la Alanis M. y Pearl Jam. Se despiden con un excelente “Devilish Folk” en clave psicodelia prog épica para quitarse el sombrero. Por fin me he quitado la espinita que tenía clavada al hablar de esta excelsa colección de canciones…

El disco tenía que calar hondo en la escena internacional porque sí y un año después tienen la oportunidad de apoyar la campaña de Ives Saint Laurent para el perfume de Mon Paris con el tema y clip “Love Is Blindness”, un corte muy sesentero rebosante de clase y profundidad de otra época que les permite doblar su base de fans en todo el mundo…

Giras y más giras sin descanso por Canadá, EEUU y de nuevo UK como headliners compartiendo cartel con grandes como sus adorados Rival Sons pero también con The Sheepdogs, Styx y los mismísimos ZZ Top nos llevan directamente a finales de 2019 y principios de 2020 cuando la banda se encuentra ya preparada para registrar nuevos temas… ¡con el admirado a la par que odiado productor canadiense Bob Rock! y encima en el Warehouse Studio de ínclito Bryan Adams. La banda había alcanzado un status ineludible para los grandes, a los hechos me remito. Con Bob graban seis de los nueve temas compuestos y todo se para por la maldita pandemia…

Pero Lee-La y Damn Truth no pueden estarse quietos y, entre otras canciones, graban una espléndida cover del legendario “Gimme Shelter” stoniano inmersos en el confinamiento que sufrió el mundo la primavera pasada siendo lanzado en septiembre ’20…

Como os digo, apunto estuve de coronar a la Baum en este momento pero me mordí la lengua al ver movimientos en estudio y una tímida intención de lanzar algo en meses posteriores (todavía desconocía que Bob Rock había tomado parte…) y creo, sinceramente, que no me he equivocado porque la nueva declaración de intenciones y reafirmación como banda ya es una realidad desde que lanzaron su bombazo “This Is Who We Are Now” el pasado marzo…

Y así llegamos al pasado 7 de mayo, día en el que la banda por fin ve publicado el álbum en el que habían volcado todas sus energías y que nunca parecía llegar. Los tres temas que faltaban acabaron de ser producidos y mezclados por productores e ingenieros de sonido que no citaré (la lista es larga) pero que cuentan con mucho prestigio y Grammys. Para empezar, Now Or Nowhere (2021) no supera a Devilish Folk (aunque sí lo iguala), se nota la mano de Rock en tanto en cuanto que es su disco más comercial en búsqueda de composiciones más accesibles y melódicas pero también se nota que es su disco más hippie, más ‘Peace & Love’ en su mensaje y melodías y eso ya se nota desde la misma portada. El comienzo no puede ser más fulminante que con el hitazo del disco, “This Is Who We Are Now”, una canción-himno llena de fuerza, de pasión, de riffs adictivos y estribillo infalible. Quizás tener un temazo tan ganador como éste pueda deslucir un poco el tracklist restante pero, ojito!, a “Tomorrow” no le falta punch ninguno, como si mezclases la rítmica de Rival Sons con la épica de Pearl Jam y acercamientos a Grace Slick (Jefferson Airplane) en vocales. “Only Love” sigue inmerso en el positivismo hippie que la banda se impuso a pesar de estos tiempos oscuros, una canción en donde noto la mano de Bob Rock pues se aprecia una impostada comercialidad entre los Roxette más guitarreros y REM. “Lonely” tenía que sacar el venazo bluesy que llevan en su ADN, mucho más sexual que su “Broken Blues” del disco anterior, el corte goza de una interpretación vocal fabulosa de Lee-La y unas guitarras muy Jack White por parte de Tom Shemer. “Everything Fades” muestra la faceta más acústica y hippiosa de la banda con muy buenos vocales en el tramo final. “The Fire” vuelve al hard y el blues rock con un estribillo desgarrador y con mucho gancho soulero. ¡Temazo!. “Look Innocent” sigue en una línea parecida aunque más Janis Joplin bluesera. Los dos últimos temas siguen sin bajar el nivel, cortes muy zeppelianos ambos aunque “Full On You” tire de Black Crowes y psicodelia y “Shot Em” comience con guiño “Starway To Heaven” y luego vaya dosificando entre la lisergia 60’s y los Pearl Jam más épicos en melodía y estribillos. En conclusión, un muy buen disco, muy cuidado en melodías y producción y con grandes intenciones aunque prefiera menos hippismo y sí más soul blues y guitarrazos hard.

Los canadienses no descuidan su videoclips, las atmósferas hippiosas y el colorido sesentero son una constante ahora mismo aunque, verás, Lee-La Baum & Cia pueden sorprenderte en la ‘BOLA EXTRA’ que te dejo aquí mismo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorYee Loi
Artículo siguienteJade Like The Stone