Yoko Factor

Un viernes más con tod@s vosotr@s, soportando la puta actualidad que nos rodea y que no para de dar por culo (…). Menos mal que siempre nos quedará la cultura y la música para continuar evadiéndonos en la medida de lo posible cual ‘Bálsamo de Fierabrás’ mientras toda esta locura bélica, vírica y de ‘competencias energéticas’ nos avoca sin remedio al final de nuestra raza humana (y con razón).

Pero antes de pasar ‘al otro lado’, continuaremos en CRIATURAS SALVAJES visibilizando a todas las mujeres posibles en su devenir creativo y musical. Ya sabéis que en esta website todos los días son 8 de marzo… Para esta semana volvemos a acometer nuestro mundo criaturil nacional en la sección ‘SPANISH BOMBS’ y así quedó perfectamente plasmado el pasado lunes, pues el ínclito camarada Bernardo de Andrés nos trajo a los barceloneses versadísimos en Rock & Roll, Soul, R&B y demás estilos Vintage, FLAMINGO TOURS, comandados por la excelsa vocalista Myriam Swanson. Tremendo proyecto a descubrir.

Continuando con nuestras Spanish Bombs, voy a volver a contar con una que ya apareció a finales de noviembre pero con otro combo mallorquín. ¿Recordáis a los Vanity Rose?. Pues bien, hoy se vuelve a ‘coronar’ por aquí ANDREA TRUJILLO en formato dúo con su propio primo de sangre y bajo el nombre de… ¡¡¡YOKO FACTOR!!!…

A finales de 2017/principios de 2018, los mallorquines Andrea Trujillo (drums, vocals) y Pablo Herrero (vocals, guitar), primo como os decía de ésta y hermano de Ana ‘Rose’ Herrero (Vanity Rose), dan rienda suelta a su creatividad en formato ‘minimalista’ y como mero entretenimiento creando el proyecto Yoko Factor. En ese mismo año ya acometen su primera Opera Prima en formato EP, The Puppet Show (2018), con cuatro canciones que ya apuntan por donde desea ir el dúo pues se deja entrever con supina claridad referencias a Queens Of The Stone Age, Kyuss, White Stripes o Yeah Yeah Yeahs. Se notaba que el ‘Robot Rock’ y el Stoner creado por Josh Homme tenía mucho peso pero también se intuye una base bluesera entre toda la muralla de distorsión generada por Pablo y aporreada sin hacer prisioneros por Andrea.

Antes de continuar, me siento en la obligación de remarcar que los Yoko Factor son un proyecto colaborativo al 50% y que ambos componen y aportan por igual, tanto en instrumentación, composición, como en líneas vocales. Y digo esto pues aunque Pablo lleve ‘la voz cantante’ (en cuestiones vocales) practicamente siempre, nuestra CxS también tiene su parte de importancia en este apartado.

La banda comienza a conseguir sus primeros bolos, comienzan a hacerse un hueco significativo en la siempre interesante escena mallorquina, aparte de combinar labores ambos en los Stoner Doom, BIS.NTE (ella al bajo y él en la batería) y en Vanity Rose (ella a los parches). Ya abren para Australian Blonde, Los Vinagres, Zahara, Delaporte, Def Con Dos y alguno más que se me escapa, dejándose ver y puliendo su propia personalidad y estilo. Así, llegamos al primer febrero ‘pandémico’ de 2020 con la publicación (a través del sello Runaway Records) de un singelazo como la copa de un pino como lo es “Deep In A Hole” que iba a servir de antesala de su LP Debut y que fue estrenado en exclusiva en la web de Mondo Sonoro. Podréis comprobar la locura distorsionada y hostil que generan los primos-hermanos, en una línea parecida a como lo pueden hacer referentes nacionales tales como Niña Coyote Eta Chico Tornado o las mismísimas BALA…

Como era de esperar, tanto la calidad brutalísima calidad del tema (y eso que fue compuesto en tiempo récord con tres acordes) como la exposición mediática a muchos más potenciales fans hacen que la banda se tome más que nunca en serio, que crea más que nunca en su capacidad creativa y en su mensaje y se ponen a pulir definitivamente lo que sería su puesta en largo y su asalto underground a la escena nacional más establecida…

Primilege (2021) quedó grabado y listo a finales de septiembre de 2020 teniendo tras los controles al mismísimo Paco Loco. Se registró en el estudio del afamado productor el Puerto de Santa María de Cádiz y masterizado en Kadifornia Mastering… pero ahí se quedó, en barrica, pues el bicho, los cierres perimetrales y las incesantes ‘olas’ que ahogaban nuestra cultura no hacían muy viable su publicación.

El tiempo pasa. La ilusión, pero también la paciencia, acaban ganando la partida y los 10 temas (+ ‘Bonus Track) por fin vieron la luz a finales del pasado octubre. Huelga decir que nos encontramos ante un tracklist que cumple con creces lo que ya apuntaron con “Deep…”, todo se recrudece mucho más, pero con una ‘erótica’ sónica claramente presente, la guitarra atruena como el Infierno, la batería es machacona y exterminadora a más no poder y los vocales son mucho más sexys y sugerentes a la par que crudos y desgarrados cuando toca serlo. El abanico de influencia se abre al Grunge, al Vintage Rock, al Blues Minimal, al Garage y, cómo no, a texturas claramente áridas y Desert Rock. “War Is OVer” abre con unos redobles como si del “Beautiful People” de Manson se tratase para embarrarse de blues y QOTSA, “What A Disaster!” viaje al epicentro del Bleach de Nirvana, a esos 90’s crudos y garageros. “Bittersweet Sin” comienza con unos punteos en acústico como ‘intro’ a un empoderado stoner blues rebosante de arena del Rancho de La Luna. “Away From Home” tiene ese ‘nosequé’ en el riff del “Spacelord” de Dave Wyndorf para sentir en la melodía vocal cierto aire a los Alice in Chains de Dirt entre capas de distorsión y machaque monolítico. “Invisible” y “Fixin'” se acercan a dominios cercanos a Jon Spencer Blues Explosion y la Jim Jones revue, purito trash blues vaya. “Someone Else” vuelve al desierto de Mojave, un corte de calma tensa y socarronería a raudales. Por la misma senda aunque con cierto toquecillo Muse transita “The Other Side”. Otro temón con final muy Nirvanero/Mudhoney. “Dancing Sober” es la caña, desert blues en toda su extensión que también se nutre de indie y rock alternativo. Nos merendamos el disco en un suspiro llegando a “Dragon’s Fire” con otro comienzo a la batería de Andrea que remite al Mezzanine de Massive Attack para adentrarnos en la seductora esencia cadenciosa de una composición que versa sobre momentos oscuros y debilidad emocional. Asi se muestran y así se sienten YOKO FACTOR…

Antes de la ‘BOLA EXTRA’ os pongo en antecedentes, pues los mallorquines han sido nominados ni más ni menos que en… ¡¡¡8 categorías!!! a los Premios MIN 2022 (Premios de la Música Independiente), así que os daréis cuenta de que no nos encontramos ni con una banda ni con un Debut que vaya a pasar desapercibida y sin pena ni gloria… ¡¡¡SINO TODO LO CONTRARIO!!!. Disfruta y ten sexo todo lo que puedas… nos vamos a morir todos… pero antes YOKO FACTOR!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorFlamingo Tours
Artículo siguienteHawxx