Roadkiller

Embestimos una semana más en Criaturas Salvajes, la última de este mes de junio. ¡OJO!, nos queda el mes de julio, ¡no se nos vayan todavía!, quedan todavía unas ocho CxS’s que váis a disfrutar a buen seguro con los calores. ¡Garantizado!. La siempre certera pluma de Bernardo de Andrés se enrocó el pasado lunes alrededor de una propuesta rockabilly, garage punk y country rock como la de los de Seattle, WILDCAT ROSE, con su Criatura MARIEKE HAVOC que es perfecta para agitar tus ‘zapatos de gamuza azul’ pero también tu alma rocker.

En mi ‘parcela de poder’ los viernes os traigo una CxS y una propuesta musical que no agitará ni tus piés ni tus caderas… ¡agitará tu testa y castigará tus cervicales al máximo! y es que esta semana toca volver al Metal, en concreto al Heavy Metal, el Hard y el Thrash Metal de corte 80’s con la PHILLIPA TANK y su proyecto personal… ¡¡¡ROADKILLER!!!…

Comencemos, Phillipa Tank es una conocida metalhead de la escena de Philadelphia, Pennsylvania, más en concreto por su pasión e implicación formando parte en una de las bandas femeninas más conocidas del mundo mundial tributando a Lemmy y sus Motörhead, las californianas Motorbabe… CHECK IT!!!…

Una persona del talento y el empuje de la Tank no podía tan sólo subsistir tocando las canciones de sus ídolos, siendo una ‘hacha heavy metal’ no podía dejar pasar el dar rienda suelta a su inspiración y creatividad con un proyecto personal al que nombra Roadkiller poniéndose en la carretera de inmediato y del que en unos pocos meses (poco más de medio año) ya tiene su Opera Prima en 2018, en formato EP, de título homónimo al del proyecto recién creado. Phillipa deja las cosas bien claras desde el primer momento, ella es la principal compositora de música y letras, frontwoman vocalista y, obviamente, guitarrista de ‘su Monstruo sónico’. Entenderéis su obsesión por Heavy 80’s, el Metal Punk y el Thrash primigenio de Diamond Head o Anvil, o aquellos primeros Metallica y Megadeth, que se dejan intuir con claridad en cortes como “Dead Or Alive” o “System Hitz”. Una toma de contacto con el estudio que deja en el corte final, “Night Rider” una sensación del currazo bien hecho y de que esto no había hecho más que empezar…

La actividad en directo practicamente eclipsa a la de su participación con las Motorbabe por lo que la banda tributo desaparece al decantarse Phillipa por su carrera solista. Ya os voy adelantando que no pudo haber hecho un movimiento estratégico mejor. Aquí una de las primeras pruebas del mismo…

Parón pandémico mediante, nuestra Tank no perdió el tiempo componiendo entre 2020 y 2021 los temas que formarían parte de su primer LP en toda regla titulado Pick Of The Litter (2022). Aquí la seguimos teniendo liderando en absoluto todo lo que tiene que ver con aspectos creativos, compositivos y de gestión, ella sóla se basta para dar tralla de la buena a todo aquel ‘old school metalhead’ que se precie. Eso sí, como curiosidad y como sus contactos a estas alturas son muchos, ha contado con cinco refutados bateristas para que le echen un cable a los parches, no en vano se ha rodeado de Dave Witte (Municipal Waste), Yess Margera (CKY), Donald Tardy (Obituary), Tommy Akerholdt (Turbonegro) y Adrian Aguilar (Ex-Mortus) a los que podéis ver colaborando en cuatro videoclips. Como véis, Phillipa no es ninguna desconocida en el mundillo.

En cuanto al tracklist, buaah, ¡es una burrada de bueno!, todo suena a vieja escuela, a pasión desmesurada por esa música intensa y extrema creado en los 80’s, rebosante de pasión y gloria Heavy Thrash. De su EP inicial rescata y regraba “Night Rider” sonando más brutal incluso que en 2018. Del tracklist destacaría el tremebundo metal punk de “Slicker Than Oil”, una conseguida mistura entre el “Whiplash” de Metallica con giros Megadeth, el machacón y obsesivo “Pick Of The Litter”, el más hard rocker “Like The Crow”, el claramente decantado hacia la disciplina Slayer de “Seven Seas” o el ‘Panterizado’ “Isobel Gowdie”. Como ya véis, un señor debutazo que no tiene desperdicio y sí mucho, pero que muuuuucho vicio, exultante de riffacos enormes, garra Heavymetalera a los vocales (sin ser una virtuosa) y muchos decibelios escupidos sin hacer prisioneros…

Hemos llegado a la ‘BOLA EXTRA’ como quien no quiere la cosa y aquí un servidor poco tiene que hacer ante la tormenta de electricidad y videclips DIY de Phillipa Tank. Es un hecho que, cuando los medios son pocos o (casi) ninguno, es el ingenio el que se agudiza quedando la mar de resultones…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorWildcat Rose
Artículo siguienteRolling Quartz