Neighborhood Brats

Habiendo dejado ya la semana pasada nuestras primeras ‘Spanish Bombs’ con THE NIFTYS Y THE LIZARDS en lo más alto tanto por la calidad que atesoran como por la rabiosa actualidad de sus recién publicados nuevos discos, se me ha quedado un sabor de boca acojonante, ¡qué nivelazo de Criaturas Salvajes tenemos queridas/os lectoras/os!. Ya os aseguro que no vamos a tardar en proponer otra semana nacional porque necesitamos reivindicar nuestras CxS’s más que nunca.

Volvamos de la nube y pasemos a la realidad, Mr. Bernardo de Andrés abrió semana con otra Criatura tan explosiva como poco habitual en círculos más comerciales, la gran NICOLE IZOBEL GARCIA, nos sorprendía con con su REVEREND BEAT MAN de espumarajos garage/ranchera y r’n’b voodoo. Otro descubrimiento más, sin duda. Pero mi turno, no creo que vaya de descubrimientos, al menos para mi camarada, ya que fue él mismo el que me descubrió a JENNY ANGELILLO y a su banda, los NEIGHBORHOOD BRATS, precisamente cuando el año se cerraba teniéndola que incluir sí o sí entre ‘Las Mejores Criaturas 2018’ por méritos más que merecidos.Punkys desde el mismo instante en el que los parieron al mundo, la pareja líder de los Neighborhood Brats, nuestra Jenny Angelillo (vocals) y su amigo fiel George Rager (guitar), aunaron fuerzas en 2009 pero también mucha jodida adrenalina punk old school 70’s para expresar su necesidad vital creativa y su nihilismo sónico con un primer proyecto de nombre Roofie & The Nightstalkers. Problemas creativos hacen que la pareja finiquite el proyecto naciendo en 2010 los Neighborhood Brats teniendo muy claro que ellos y nadie más que ellos iban a liderar el invento. Aquella primera formación se cierra con Jasmine Watson (bass) y Kirk Podell (drums) curtiéndose en infinidad de garitos, clubes y antros de mala muerte de todo San Francisco ampliando horizontes muy rápido hacia el sur californiano. En la escena de Los Angeles ya es común hablar de ellos por el arrojo y la intensidad de sus bolos…

Tras un primitivo pero muy interesante primer E.P. homónimo en 2011 y un par de ya excelentes singles como We Own The Night (2012) y Birth Right (2013), la banda consigue sus primeros bolos fuera de California, incluso en Europa por lo que la primera formación se reajusta desapareciendo la base rítmica. En 2014 llega su segundo E.P., Total Dementia, que les abriría muchas puertas en la escena punk yankee gracias a unos temas en donde el garage, el punk más combativo y el rotundo carisma de Jenny Angelillo empiezan a hacer estragos. Ese mismo año llega su primer disco, Recovery (2014), con muchos problemas en el seno de la banda por culpa de problemas de salud de Angelillo, así como del proceso de divorcio en el que estaba sumido su colega Rager. Se nota entre sus surcos la crudeza del estado anímico por el que pasaba la banda con trallazos como “Complete Mess”, “50 Shades of Fuck You” o “We Lost Control”. Un must indiscutible del punk del S. XXI…


Y si Recovery fue un pequeño clásico punk rock de esta década que ya casi toca a su fin, el segundo trabajo de los Brats no iba a ser menos. Superados los problemas personales e incluso una separación oficial que por suerte no llegó a mayores, a finales del pasado 2018 nos llega Claw Marks. La colección de canciones es enérgica, muy variada y vibrante a más no poder, se nota que la mini-separación les ha venido de lujo porque, sin perder la urgencia y los chispazos de sus acometidas, han cuidado más que nunca las melodías que afloran de entre tanto guitarrazo punkarra así como su vertiente garagera que gana un poco más de espacio con temas como “Confort Woman”, “Searcher” o “Touching The Void“. La pegada asesina e implacabe le corresponde a la triada vertiginosa compuesta por “Misery Parade”, “One Way Friend” y “Nina’s Ghost”. De absoluto vértigo amigas/os, la Angelillo se las trae, te atrapa con su melodía a la par que te agarra de las pelotas cuando se pone fiera. Pero yo me quedo clarisimamente con los que considero sus dos himnos, “Night Shift” con un sonido Detroit/Stooges que no se pue’ aguantar, y el también increible y ultra-catchy “Down 3rd” que componen una dupla rebosante de sobredosis de vitamina, proteina y sales minerales punk del más alto octanaje.

Dicho y expuesto, no me demoro más. Os invito a echarle un vistazo a estos ‘mocosos de vecindario’ con la impactante BOLA EXTRA que os está esperando aquí mismo. Hasta la semana que viene!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorNicole Izobel Garcia
Artículo siguienteBlack Vulpine