Dead Posey

Otro semana más y otro viernes más en Criaturas Salvajes evadiéndonos como podemos de la que nos está cayendo entre malignos bichos que no quieren abandonarnos y bicharracos políticos a los que tan sólo les importa el poder y no perder posiciones en el Palacio de los Leones. En fin… que nosotros a lo nuestro así que, dejando atrás nuestra reivindicativa y necesaria semana ‘Spanish Bombs’, para estos siete días os hemos preparado dos platos tan diferentes como suculentos, en primer lugar, Bernardo de Andrés estrenó semana con el powerpop y el garage sixties más exótico de la mano de las japos THE STEPHANIES que llenaron la website de resultones ritmos Kawai Pop de luminosas melodías.

En mi caso y como os decía, el ‘nuevo plato’ es de diferente calado y melodías oscuras aunque pegadizas, subyugantes a la par que cenizas. Hoy es la coronación/presentación de DANYELL SOUZA y su proyecto DEAD POSEY así que… ¡¡¡no se te ocurra parar al Diablo!!!…

Tenía muchas ganas de algo no conocido por quien suscribe, algo provocador y, permitirme que os lo diga, sexualmente incitador y mira tú por donde que a finales de agosto dí con el dúo angelino Dead Posey y con la CxS Danyell Souza (vocals, producer) que junto con su marido, Tony F. (multi-instrumentalist, producer) (antes a los tambores en Eve 6), monta un excitante y politicamente incorrecto combo blues rock con mucha ambición y ganas de epatar a las masas. El nombre ‘Dead Posey’ está inspirado en la controvertido canción infantil “Ring Around The Rosie” cuya letra y significado siempre estuvieron relacionados con rituales de brujería y ocultismo así que, como podréis imaginaros, sus letras y mensaje están inspirados por el lado oscuro del ser humano, en sus miserias, obsesiones y excesos …y en la bohemia retorcida de David Lynch, Salvador Dalí y Edward Allan Poe.

Su estreno discográfico sucede en 2018 con su primer E.P., Freak Show, conteniendo cinco canciones en clave blues rock hard alternativo en la línea de Jack White o, sobre todo, nuestra musa definitiva, Dorothy. Las canciones, a pesar de mostrar el lado más obsceno y peligroso de la vida, tienen un gancho espectacular, con ese riff a medio camino entre el desert blues y el hard más cercano al pop. Su tema inicial, “Don’t Stop The Devil” llegó a pegar fuerte hace dos años en la Costa Oeste y en la urbe neoyorkina en donde este tipo de música siempre es bien recibida. Más de veinte mil descargas así lo atestiguan. Pero el E.P. tiene cuatro hitazos más, sin ir más lejos, el siguiente “Freak Show” es otro tema epatador, muy crítico y politicamente incorrecto para con la industria, los parecidos con el disco debut de Dorothy, Rockisdead (2016), vuelven a quedar patentes aunque Danyell dista mucho de ser una ‘impersonator’ de la Martin…

“Boogieman” es otra vacilada del carajo, con guitarrazos hard pero con punteos boogie blues que podrían recordarte un poco a Samantha Fish, con un estribillo venenoso pero pegadizo como el chicle…, “Holy Grail” es, quizás, el tema que más peca de ‘Dorothysmo’, a pesar de ello, un tema perfecto para enganchar a las masas en sus calientes conciertos. “God’s Gonna Cut You Down” cierra su Opera Prima con obsesivo ritmo blues rootsy y con provocación ‘divina’, una temática muy recurrente para provocar al susceptible creyente ji, ji…

 

Como era de esperar, se empiezan a hacer un merecido hueco ya en festivales destacando el Louder Than Life de Louisville, Kentucky y el Aftershock Fest de Sacramento, California, así como en prestigiosas salas de UK (Rock City, Electric Ballroom) y New York (Gramercy Theater) entre otras plazas yankees demostrando su intenso y explosivo directo con bajista y batería ‘humanos’ y con Danyell como perfecta sacerdotisa decadente. La banda también tiene buenos contactos para canales de TV y series pues sus temas han aparecido en series como Teen Wolf, Lucifer y las marvelianas Jessica Jones y Cloak & Dagger, así como en diversos spots publicitarios caso de Taco Bell y Sony Playstation. No me negaréis que la banda no sabe moverse…

Un año después, la banda lanza un single para seguir alimentando a sus enfermizos fans americanos con “Fire Burnin'” con parecidos parámetros a su debut y con el desert blues y algo de gospel en la fórmula. Nada nuevo bajo el sol pero otro temazo, al fin y al cabo…

Y ahora sí, a finales del pasado junio, el matrimonio (por si no os lo había dicho antes), sacó un nuevo E.P. titulado Malfunction (2020) en donde dejan un poco veladas sus composiciones blues para meterse de lleno en la música industrial, no en vano, el tema inicial “Head On The Snake” suena a Nine Inch Nails por los cuatro costados, eso sí, con Danyell aportando oscura melodía pop. Esto ya es otra cosa, el peso de Dorothy empieza a difuminarse y aquí tenemos cuatro composiciones que beben por igual de Trent Reznor, Garbage y Lzzy Hale, de hecho “Parasite” me recuerda mucho a los Halestorm cuando se ponen más electrónicos y bluesys, “Bad Things” me tele-transporta directamente al debut de Shirley Manson con Garbage, un tema oscuro, siniestrillo pero con un gancho descomunal entre pesadas bases techno. “Holy Roller” cierra el trabajo con provocación y depravado erotismo, vuelven el Industrial con los rítmicos guitarrazos de Tony F. que se lo dejan todo hecho a Souza para que ella y nadie más que ella sea la protagonista absoluta del mensaje tétrico y arrebatadoramente sexual que te quiere transmitir.

Y hasta aquí, tan sólo me queda añadir el toque ‘arty’ que la banda siempre gusta de imponer en sus videoclips, cuidan muy mucho su estética, ya lo veréis, así que no os queda otra que adentraros en esta ‘BOLA EXTRA’ de ilimitadas sensaciones y estados de ánimo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorThe Stephanies
Artículo siguienteFrankie and The Studs