Skye Sweetnam: Sumo Cyco

Cojo el testigo del camarada Bernardo de Andrés para esta nueva aventura en forma de sección que nos hemos sacado de la manga esta semana. Os recuerdo de qué va esta nueva locura ‘Salvaje’ que dividimos en dos entregas y no es otra cosa que proponer a la misma Criatura Salvaje en dos momentos distintos de su carrera pero complementarios al fin y al cabo teniendo como premisa también el tener una carrera bien dilatada y estar de actualidad. Mr. B abrió semana el pasado lunes trayéndose a una CxS que ya tardaba en pasarse por aquí desde que la coronamos en 2016 en el ‘blog prohibido’. SKYE SWEETNAM es nuestra apuesta y fue cubierta pormenorizadamente por mi compañero desde sus inicios en 2003, en su primera etapa pop punk y pop rock mainstream emparentándose con divas como Avril Lavigne o Miley Cyrus (época Hannah Montana). Si desconocen esta época, os la recomiendo encarecidamente, sobre todo su disco debut Noise From The Basement (2003).

En lo que a un servidor respecta, me toca desplegar la traca final con la segunda parte de la carrera de la canadiense concerniente a su proyecto de banda iniciado en 2009 y que lleva por nombre, ¡esquizoide nombre!, ¡¡¡SUMO CYCO!!!…

Tal y como ya apuntó Bernardo, el mundillo del pop mainstream es muy efímero y con grandes dosis de falsa felicidad en ventas y seguimiento y este hecho tuvo que hartar a la de Ontario que no quería apagarse como muchas de su generación. Insaciable workaholic en producción y edición de videoclips, actriz, diseñadora de ropa pero, sobre todo, compositora y frontwoman, a la Sweetnam se le ocurre dar un puñetazo sobre la mesa a finales de 2009 montando una banda de Metal Crossover Alternativo con rebabas pop bubblegum, actitud punkoide, ritmos electrónicos bailables y mucha imaginación psicótica. Encontrar a un paternaire como Matt Drake (guitar, vocals) fue definitivo pues el tandem tiene muy claro desde el principio que va a crear un monstruo bipolar con todas esas ‘caras’ citadas. Dicho esto, os podréis oler que los tiros van a ir todos hacia un híbrido en donde se dan cita System Of A Down/Limp Bizkit, No Doubt, Rob Zombie, Jinjer o los Hands Off Gretel de la inglesa Lauren Tate.

En 2011 comienza el baile de singles…¡pero también de videoclips!, el apoyo visual videográfico y la cobertura en redes sociales en uno de los fuertes de la banda y una imposición clarísima de Skye por lo que en el período comprendido entre ese año y 2013 lanza la friolera de ocho singles con sus correspondientes clips que iban imponiendo su particular mundo ‘Cyco’, lleno de monstruitos, robots imposibles, lugares claustrofóbicos y mucho despliegue de colores fluorescentes en amarillos, naranjas y rosas fucsia. Editan su primer disco en directo, Live Sessions (2013). Pero pasen, pasen y vean…

Las nuevas vías de expresión quedaban más que asentadas, la banda ya se dejaba ver en los más grandes festivales canadienses y, a nivel internacional, con su primer tour internacional a principios de 2014 por Irlanda, Inglaterra y Escocia. Había que aprovechar al máximo este tirón europeo y no tardan en facturar su disco debut, Lost In Cyco City, con todos los elementos estilísticos perfectamente fusionados en una criatura de mil y una caras, musculosa rifficamente hablando y desplegando infecciosas melodías como su ganador y rotundo single “Fighter” que se convirtió en la canción/himno elegida por la World Darts Association en 2016 en el abierto de Merseyside Open. Y no me extraña…

Como habréis podido comprobar el imaginario visual del mundo creado por la Sweetnam se despliega en este clip como nunca, con su ‘bestiario’ friki, su mundo de pesadilla multicolor y sus estribillos implacables cubiertos por excelentes riffs groove metal. El álbum causó mucha sensación en Canadá y comenzó a hacer estragos en Yanquilandia, aunque más en  el Reino Unido. Los adeptos no tardan en multiplicarse exponencialmente, se les da la oportunidad de abrir (y medirse) para sus idolatrados System Of A Down pero también Coal Chamber, Filter, Life Of Agony y un largo etcétera que no le quita demasiado tiempo para seguir componiendo y apoyando visualmente sus canciones en todas las plataformas habidas y por haber. Ya os dije que Skye era un culo de mal asiento…

Llega 2017, momento del difícil segundo disco, momento de otro paso triunfal para la Sweetnam y su inseparable y fiel Matt Drake que sigue haciendo labores de producción con resultados excelentes una vez más. El disco, titulado Opus Mar, presume de tener dos singelazos potentes pero muy molones, el inicial “Anti-Anthem”, que podría ser un cruce entre Incubus, Limp Bizkit y Jinjer sin guturales y “Monuments” con la participación de uno de los ídolos de Skye, el cantante y lider de Skindred, Benji Webbe y experimentando con fraseos hip hoperos, al igual que en “Passengers”. El tracklist restante entra a la primera con pepinazos marca de la casa como el trotón “Rally”, “Sleep Tight” de estribillo bizarramente cercano a…¡The Baboon Show! o cortes más ‘bailables’ caso de “The Broadcasters (Murdering By Radio)” o el metal bubblegum “Free Yourself”. Otra demostración de creatividad y travesuras en estudio…

Más oportunidades para dejarse ver, tienen el lujo de abrir para The Offspring y realizar giras acompañando a Butcher Babies, Jinger, Devilskin o Wednesday 13 entre muchos otros. La banda no desaprovechaba oportunidades, han alcanzado un status bien merecido y Sweetnam aka ‘Sever’ no va dejar pasar ni un minuto en seguir creando para sus Sumo Cyco a través de sus coloridos clips y sus lanzamientos constantes que esta vez vienen de nuevo en forma de directos en acústico para demostrar que no todo es distorsión y arreglos y aparatitos raros en estudio. La banda lanza Live Accoustic Sessions Vol. 1 & 2 en 2017 y 2018…

Llegamos a la actualidad y, como era de esperar, la pandemia también ha influído en la motivación compositiva de su recién editado (hace tan sólo una semana), tercer álbum de estudio titulado Inititation (2021). En realidad, el concepto del disco es como una ‘iniciación’ al mundo deformado y distópico de su mundo paralelo, ‘Cyco City’, para aquellos que buscan una vía de escape de la sin sentido de realidad que nos rodea. En mi opinión, este disco consigue el sonido más personal de su discografía, ya no son el cruce bizarro entre SOAD y Gwen Stefani con ruiditos raros y maquinitas de videojuego, suenan más potentes que nunca ¡y eso ya era complicado!, pero considero que lo más importante son las imponentes melodías facturadas en los impecables singles “Vertigo”, “Bystander” y “Bad News”, una triada que ya de por sí merece hacerse con el disco con esa trademark entre musculosos riffacos rozando el math metal y el Djent e infecciosas melodías bipolares que no podrás quitarte de la cabeza. No todo es tralla en el disco, los pasajes hip hoperos y bailables aparecen en “No Surrender”, “M.I.A.” que remite a sus inicios con esa ingenuidad impostada y aparatitos varios o el ‘orterilla’ “Overdrive”. El disco se cierra con otra joyita como “This Dance Is Doomed” de nuevo con otro estribillo que se te clava, que se te queda y te subyuga obligándote a quedarte en la traviesa pesadilla de nuestra protagonista para siempre…

Y hasta aquí llegan mis palabras, el último ‘testigo’ lo recoge esta ‘BOLA EXTRA’ que os dejo en donde Skye se va a explicar infinitamente mejor que este pobre mortal adorador de sus himnos de carnaval friki…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorSkye Sweetnam: Parte Uno
Artículo siguienteIdestroy