Sweat

Otra semana más que resistimos en la trinchera de CRIATURAS SALVAJES, una semana más en la que seguimos existiendo como inestable mundo y sacando a relucir nuestras ‘vergüenzas’ que no son muchas, son absolutamente TODAS…

En fin, dejo de ponerme cenizo porque tuvimos un principio de semana muy luminoso y esperanzador con la CxS’s que se trajo mi totem Bernardo de Andrés, ni más ni menos que las suecas y los suecos de Arvika, CHILDREN OF THE SUN, pues con su hippiosa propuesta hard 70’s y folk psych nos ha hecho levitar un poco y elevarnos lo suficiente para tomar distancia de nuestras miserias.

En mi caso personal, he preferido continuar peleón cambiando drásticamente la actitud floral/flotante del Woodstock 69′ por las heridas sangrantes del New York del ’77 al ’82, la movida hardcore de principios de los 80’s en Orange County, CA y los callejones más peligrosos de Melbourne porque os traigo una CxS y una banda hardcore punk rematadamente underground pero con un bagaje, capacidad compositiva y calidad sónica fuera de toda duda. Con todos ustedes… TUNA TARDUNGO y sus efervescentes SWEAT!. ¡¡¡’SUDEMOS’ con ellos!!!…

Curtidos en mil batallas y movidas en la cultura del subsuelo angelina, los SWEAT son un ‘sudoroso’ powertrio proveniente de las cloacas de la Ciudad de los Sueños formado en 2019 cuyos integrantes han formado parte de combos punk de culto tales como Dogteeth, Dangers, Graf Orlock y Ghostlimb entre otros. Nuestra protagonista y ‘voceras’/vocalista, responde al nombre de TUNA TARDUNGO y es una refutada gurú del vinilo siendo conocida en todas y cada una de las tiendas de discos del sur de California… pero también es una ‘fighter’ en toda regla pues forma parte de la escena clandestina de la lucha libre profesional en L.A.. ¡Cuidadito con ella!. A la guitarra, Justin Smith, dueño del sello Vitriol Records (Graf Orlock, Adult Books, Trainwreck, etc, etc,…), agitador social… ¡y profesor de Historia con luz del día!. El trío se cierra con el batería chicano y amante de la fotografía, Anthony Rivera.

Como habréis podido comprobar la energía, la furia y la crudeza son una constante en sus composiciones mezcolando sin complejo el hardcore street punk con pinceladas de action punk ‘a la sueca’, hard rock y garage de aproximaciones aussies. El primer aviso se produjo la primera semana de 2020, el primero ‘hostiazo’ sónico en formato EP y de título homónimo al de la banda se armaba hasta los dientes con cuatro peligrosos trallazos de la talla del death punkarra “Jokes On Me”, el desenfrenado y ultra-revolucionado hardcore punk “Big Time Flex” y los no menos killers y virulentos “Boys Klub”/”Power Struggle” con una Tuna fuera de sí en todo momento y dejándose las cuerdas vocales y los ovarios en cada acometida vocal…

Por cuestiones pandémicas, pocas oportunidades tuvieron de presentarlo en condiciones y llevar su venenosa propuesta más allá de L.A., tuvieron que parar como todos y esperar mejor fortuna… No problem, la banda no se rinde acostumbrados como siempre han estado a montar/desmontar proyectos y a sobrevivir con otros trabajos alimenticios y vocacionales y, sin prisas pero sin pausas, la banda comienza a componer en 2021 los nuevos temas que van a convertirse en su LP Debut.

Su Opera Prima lleva por título Gotta Give It Up (2022) y vió la luz el pasado 4 de febrero siendo editado bajo el sello Pirate Press Records. La banda no se ha domado ni suavizado en absoluto, desde esa misma portada vintage que ahora visualizas con esa deportista de halterofilia sacando ‘músculo’ hasta que pasas a su contenido musical te encuentras en una atmósfera hostil, nihilista, claramente gestada en formato DIY, Tuna escupe y vocifera su inconformismo social, su total repulsa al mundo machista y algunos demonios personales al lado de una banda con muchas tablas y hambrienta de hacer mucho, mucho ruido. Cortes secos y cortantes como chuchillos caso de “Hit and Run”, su imponente “Machismo” y “Bastard” muestran sin hacer prisioneros su militancia street death punk, podríamos decir lo mismo pero elevado al cuadrado con los temas más excesivos y pasados de vueltas como el marcial hardcore punk “Hard Grudge” o el esquizoide “Mental”. Eso sí, se nota que han gestionado su exceso de mala hostia y aquí aparecen temas más trabajados y pulidos caso de “Life/Death Complex”, el post hardcore “Bone To Pick”, el cadencioso y pesado hard “New Kind Of Dag” con brutales cambios de ritmo a cargo de esa base rítmica demoledora, el más Detroit “Art Of Posing” y, para acabar, la mezcolanza perfecta entre el sonido Stooges y el garage aussie en otro tema de infarto y con cambios de ritmo suicidas como lo es el generoso minutaje de “Poor Execution”. Un auténtico ‘tour de force’ la escucha de esta banda y de este disco pero que se me antoja perfecto para sentir que, si el mundo quiere destruirnos… ¡¡¡nosotros estaremos ahí para pelearlo hasta el final!!!.

Llegados a la ‘BOLA EXTRA’, me disculparéis que sea en formato ‘mini’ pues no he conseguido más material audiovisual para ofreceros, en cualquier caso, su aguerrido hitazo “Hit and Run” a buen seguro que te va a dejar bien saciado. Que lo disfrutéis, a ser posible con el protector bucal bien colocado…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorChildren Of The Sun
Artículo siguienteCannons