Wucan

Volvemos a la palestra Criaturil. No, ni nos habíamos olvidado, ni nos habíamos perdido en el limbo de este ‘final de curso’, mi camarada Bernardo ha estado ocupado laboralmente por buena parte de la Piel de Toro desde el fin de semana anterior y no pudo acudir a la cita como de costumbre, a partir del lunes ya volveréis a sentir su pluma y sus siempre certeras CxS’s por aquí. Un servidor ya tiene ganas de volver a ser sorprendido.

Voy a devolver al candelero más actual a una Criatura Salvaje especialísima y que nos vuelve locos al staff de esta website, una CxS instrumentista inabarcable, compositora experimentada, abrumadora y versátil vocalista y guapísima como ella sóla, ésta no es otra que Francis Tobolsky y, por ende, a su excelsa banda, los germanos de Dresde, WUCAN. Salta hacia el infinito y vete bien lejos, hacia el más allá…

No entraré en demasía en detalles biográficos pues ya lo hice en su momento (tanto en el ‘blog prohibido’ como en esta casa en un post de 2017), pero os recordaré que la banda nace en 2011 gracias a un anuncio que la Tobolsky cuelga en un periódico universitario con el titular ‘Blues Brothers Wanted’. Conformados como cuarteto, aquella primera formación lanza en 2013 sus primeros singles (“DopeTrotter” y “Frank”) que, aún a día de hoy, continuan formando parte de su ‘setlist’. Al año siguiente ya lanzan su primer E.P., Vikarma (2014) consiguiendo que muchas miradas se posasen en ‘la flautista de Hamelín’ y su banda, por lo que no tardan en lanzar su L.P. debut, Sow The Wind (2015), que sigue mejorando y desarrollando el particular sonido de una banda en plena expansión sónica. Se suceden multitud de festivales y extensas giras en donde la flautista no sólo encanta a los ‘roedores’ germanos sino también a cualquier animal terrestre que escuche sus tonadas en toda Europa. Wucan, en tan sólo tres años, se han convertido en todo un referente y un peso pesado en esto del Vintage Kautrock, el Prog Rock, el Stoner y el folk psicodélico culminando su embrujo y encantamiento en el Rockpalast de 2016…

Con varios cambios en su formación a lo largo de su corta pero intensa carrera, llegamos a 2017 con nuestra Criatura Tobolsky (vocals, flute, guitar, theremin, sitar, teclados, percussion), su inseparable Tim George (guitar, teclados), Patrik Dröge (bass) y Philip Knöfel (drums) completamente preparados para someter a toda Europa (y parte del Universo) con ocho nuevas pócimas que claramente aspiran a su consagración en la escena Vintage Rock europea. Reap The Storm (2017) no sufrió ninguna presión con respecto a su mediático debut, estamos ante una obra ambiciosa y rica en matices, una bestialidad de Hard Prog Stoner como si unos Led Zeppelin fuesen abducidos por Jethro Tull y Grand Funk Railroad con un vozarrón ‘a la Janis Joplin’ a cargo de la Tobolsky. Con un clásico como “The Rat Catcher” te harás una idea de todo lo que te expongo… ¡vaya si te la vas a hacer!…

La banda sigue su imparable crecida en popularidad y conecta festival tras festival con giras en solitario tanto por su país natal como por Francia, Suiza, Suecia, Finlandia, Dinamicarca e incluso España y Portugal y es que, el gran fuerte de esta bandaza germana es el directo con si volviésemos al pasado y nos encontrásemos en 1969 en aquel Woodstock del verano del amor o en el más peligroso Altamont…

Un año después, la Tobolsky ve cumplido un sueño al lanzar un single en directo del clásico entre los clásicos de los Diamond Head, el archiconocido “Am I Evil”. ¿No os había dicho que Wucan también se muere por la NWOBHM?. ¡Aquí tenéis la prueba!… Lo de esta banda no es de este planeta encima de las tablas, ¡qué manera de trasmitir!…

Ni más ni menos que cinco años han tenido que pasar para tener en nuestras manos Heretic Tongues (2022). Si nos paramos a pensar un poco, entre el primero y el segundo pasaron tres años por lo que la banda debería de haber publicado en 2020 y, como bien supondréis, vino el bicho a imponer su ley e imagino que todo tuvo que posponerse. Suposiciones aparte, la espera ha merecido muchísimo la pena, tenemos un álbum soberbio entre manos, mostrando todas las virtudes, excesos progresivos y experimentación lisérgica que la banda siempre hace gala, eso sí, con un componente de locura, de necesidad de desahogo y de purga de malos augurios y situaciones de crisis indeseables. El disco suena tremendo, no me equivoco lo más mínimo cuando creo que está claramente enfocado al directo, con un sonido limpio pero crudo al mismo tiempo. “Kill The King” abre fuego a base de un gran riff y una exhuberante travesera hasta que se presenta el vozarrón de nuestra protagonista. Temazo muy killer para comenzar; le sigue “Don’t Break The Oath”, otro corte directo a la yugular, muy Sabbath en el riff pero de espíritu Grand Funk en su base rítmica; “Fette Deutsche” me huelo que es su particular “Star-Splangled Banner”, un corte de potente músculo NWOBHM con ese final al theremin insuflando locura y caos rítmico antes de esbozar el himno germano distorsionado. Lo que viene es una auténtica pasada, una dupla en dos partes de su primer single, “Far and Beyond”, entra el progresivo y la personalidad Kraut con más Grand Funk y space rock en la fórmula. Su segunda parte no es menos apabullante, “Far and Beyond (Until We Meet Again), sigue la estela funky, incluso esbozando la Disco Music Prog como si de una jam se tratase. En “Zwischen Lieben Und Zorn” vuelve la travesera en primer plano y los aromas folkies de corte germano cantados en su lengua natal con el añadido de unos rapeados muy locos que le quedan de maravilla. Hemos llegado a la ‘Grand Finale’, los Wucan son de proponer temás generosos de más de 10 minutos en sus discos y “Physical Boundaries”, la portentosa composición final, tiene en sus 12 minutos y medio toda la maestría, la clase y la creatividad de la que Wucan siempre son autenticos maestros. Una canción de hipnótico comienzo con el bajo en primer plano con sutiles incursiones de flauta que luego van a derivar en un auténtico huracán rítmico que te arriman a pasajes ‘delicatessen’ mixturando el progresivo, la psicodelia y el space rock. Desde luego que no se le puede pedir más a estos monstruos del Retro Rock sonando completamente actuales y vigentes en el nuevo milenio.

¿Y qué podría faltar para confirmar mis palabras?, pues una ‘BOLA EXTRA’ de las grandes con el buen hacer en formato videoclip pero, sobre todo y ante todo, su demoledor e intensísimo directo en el último vídeo. Heretic Tongues se va directamente a mi Top 3 del año en Criaturas Salvajes, ¡así de claro!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorBrandy and the Butcher
Artículo siguienteBrunhilde