Dorothy Martin

Por fin llegó el momento de hacer público el 'secreto' del que nos hemos estado mordiendo la lengua desde hace un mes más menos mi camarada y colega Bernardo de Andrés y éste vuestro Pupilo Dilatado. ¡¡¡Las Criaturas Salvajes ya tienen de nuevo una WEB exclusivamente dedicada a ellas!!!. Tras nuestra andadura en 'blogger', comenzando en el 'Blog Prohibido', como por separado en su versión 'Mi Tocadiscos Dual' y 'Pupilo Dilatado', ha llegado el momento de tener una página oficial en toda regla de nuevo, un '.com' como el diablo manda y todo esto está siendo posible gracias a un nuevo colaborador y amigo en RTBM que se nos une (y nos lía) para ayudarnos en la parte técnica y de diseño y que también aparecerá por aquí con sus entradas y poemas, éste no es otro que Angel Ferrer al que debemos agradecerle que nos haya incitado a probar esta nueva aventura 'CxS' de forma independiente.

Además, como estamos abiertos a todo y a todas/os, tenemos el privilegio de contar con nuevos colaboradores que, tanto musical como poéticamente, se nos unen para la justa causa a la hora de seguir encumbrando a la mujer-artista, a la mujer-músico, a esa mujer independiente que domina y crea libremente, subiendo a los puestos de honor que merecen en el rock'n'roll y alrededores. Estos no son otros que Tsi-Na-Pah/Laurent Berger, Carlos Tizón de 'Motel Bourbon' en apartados musicales y Narciso y el mencionado Ángel -nuestro 'cerebro informático'-  en cuestiones poéticas y de 'variedades'. El Staff 'CxS' no está cerrado, ¡ni mucho menos!, pero estos somos los que vamos a comenzar esta nueva andadura con toda la ilusión del primer día esperando que, en algún momento, se nos una también alguna mujer o mujeres para hacer esto mucho más rico y diverso.

La política de publicaciones, bueno, hasta que no pulamos algunas cosillas y nos reajustemos, seguirá siendo la misma en tanto en cuanto a Bernardo y a mí, lunes él, viernes yo y lo demás ya se irá viendo si se consigue una regularidad o no porque no queremos atar a nadie a una fecha y un día en concreto. Que todo fluya.

Comencemos pues por la puerta grande y no hay mejor forma de hacerlo que con la Musa que inspiró este gran idea de Bernardo de Andrés aquel 26 de junio de 2016 en el que reseñó el debut de la DIOSA indiscutible de Criaturas Salvajes, Dorothy Martin, en su 'Domingo de reseñas y novedades' acabando su texto de forma premonitoria tal que así: "…Un día de estos deberé dedicar una semana entera a estas niñas de mis amores…". Pasó una semana y ya teníamos a Mr. Bernardo en julio y mitad de agosto rodeado de Criaturas que monopolizaron su blog y que desembocaron el 1 de septiembre en nuestro primer estreno como blog independiente. Esto no había hecho nada más que comenzar ja, ja. Lo detalles que le siguieron ya os los sabéis de sobra, gran aceptación inicial, consolidación aplastante en visitas, recopilatorios en descarga, etc…, pronto vino el 'apagón prohibido' y el forzado traslado a nuestros respectivos blogs. No me enrollo más, Dorothy me pide paso…

 

Dorothy Martin

Fue todo un shock descubrir el acojonante debut de la angelina Dorothy en 2016, se lo agradeceré a mi colega Bernardo toda la vida porque, al igual que él, comencé a darme cuenta de que no dedicaba todos mis esfuerzos musicales a las mujeres como debería, además, un disco de MATRÍCULA como Rockisdead (2016) es para quemarlo una y otra vez. Huelga decir que lo convertí en Pupilandia en ‘Disco del Año’ por razones obvias con esa propuesta blues rock mezclada con Black Sabbath, stoner y vintage rock. Pero la Martin no es ‘Dorothy’, hay una Dorothy Band que le cubre las espaldas de forma espectacular ofreciendo esa crudeza pero también esos matices tan distintivos que hacen del ‘producto Dorothy’ algo tan reconocible e identificable desde el primer segundo.

 

Nuestra Criatura Salvaje, con aquel primer E.P. de 2015 y su ganador Rockisdead (2016) no tardaron en hacerse un demoledor hueco en la escena vintage y rock'n'roll hartándose de participar en festivales, copar listas y convertirse en un auténtico acontecimiento en la costa Oeste para extender sus tentáculos a la Este y conquistar el mercado neoyorkino. Hacía mucho tiempo que un fenómeno alejado de la música comercial mainstream no explotaba con semejantes dimensiones. Qué bien han hecho los Rival Sons, Jack White's y Wolfmother's por el Rock del S. XXI.

Pero la Martin, como os decía, no está sóla, en realidad la banda que la fortalece y encumbra hoy en día (la formación ha cambiado casi al completo), la Dorothy Band, con Owen Barry (guitar), Leroy Wulfmeier (guitar), Eliot Lorango (bass) y Jason Ganberg (drums) no son mancos y sabían con quien se la estaban jugando porque tuvieron que adaptarse rápido a las nuevas circunstancias pues una pieza clave se iba a unir tras los controles, la mismísima Linda Perry, sí, la Perry que nos encandiló a todos con 4 Non Blondes y que actualmente combina labores de producción con la composición para gente de la talla de P!nk, Gwen Stefany o Courtney Love entre muchos otros. Dorothy apuntaba alto con lo que estaba por venir.

En julio vino la primera sorpresa, un single independiente al nuevo disco, "Down To The Bottom", que, si bien no se alejaba en demasía de la disciplina de Rockisdead, nos ponía los dientes largos para con lo que estaba por venir. Poco más de medio año después nos viene, por fin, 28 Days In The Valley (2018), un disco que no repite los esquemas de la fórmula mágica de su Opera Prima y es de agradecer, pues volver a explotar la fórmula Delta Blues y Stoner/Sabbath hubiese sido lo más fácil. Para que os hagáis una idea, si el anterior era puro sexo, dominación y visceralidad, 28 Days In The Valley es emocionalidad, LSD y cierto halo de espiritualidad, en definitiva que el Blues del Mississippi practicamente desaparece para copar casi todo el protagonismo la psicodelia de San Francisco y el verano del amor. Según Linda Perry afirma, este disco intenta explotar el lado frágil y las debilidades de Dorothy y considero que lo ha conseguido.

El disco se abre con su primer single, "Flawless", un tema melódico, de sonoridad 'americana' y emotivo estribillo, le sigue uno de mis favoritos del conjunto, "Who Do You Love", un tema muy Rival Sons emborrachado de desierto, una gozada que recuerda su debut. "Pretty When You High", un blues yankee, me recuerda a Grace Potter & The Nocturnals que conecta sin rubor con "Mountain" en donde ya se aprecian en los coros y arreglos su querencia psicodélica y lisérgica como "White Butterfly" con ese sonido tan deudor del 'Rey Lagarto' y los Doors y con un timbre tan Vedder por parte de la cantante. "Freedom" es más blues soul gospel, Dorothy vuelve a sacar un poco las uñas y la socarronería, con guitarras y arreglos ácidos y con una interpretación vocal inmensa, ¡INMENSA!. "28 Days In The Valley" casi es un interludio Country & Western sensual que sorprende. "On My Knees" es la hostia, la psicodelia y el soul practicando sexo duro con una Dorothy fraseando en spanglish 'oh, your so sexy, you my grupo por vida, my love vida loca, you mi chico Mastino' que vete tú a saber de que fiestón se ha sacado esto…

El 'tracklist' sigue deparando sorpresas con el hipnótico "Black Tar & Nicotine" encadenado con la psicodelia alternativa de "Philadelphia" con ambientes muy Morcheeba gracias al timbre susurrante y sensual de la Martin (inédito hasta la fecha) y ese bajo tan Garbage. El Soul se apodera de la recta final del disco sin perder la lisergia y el cuelgue ácido con "Ain't Our Time" para entrar como un tiro mi segundo tema favorito, el inmediato "We Are STAARS", de punteos garageros y explosividad soulera. Cerrando el disco nos dejamos imbuir de nuevo por el verano del '67 y la herencia Woodstock con la psicodelia garage de "We Need Love", nuestra Criatura necesita amor, se nota y lo grita a los cuatro vientos y es aquí donde me imagino este tema como apoteósico final para sus conciertos con todo el mundo hechizado y entregado por su estribillo y su nerviosa base rítmica tan garage sixties.

Dorothy lo ha conseguido, la propia portada ya avisa de que esto no va de 'Sex & Drugs & Rock'N'Roll' esto va de 'Love & Freedom & Psychedelic Acid' . Todo un reto que es de agradecer pues no lo tenía nada fácil. Menos mal que Linda Perry estaba ahí para reconducir y focalizar a nuestra Criatura ciertamente desvocada y fuera de control en los primeros compases de la grabación de éste disco. Ha llegado la hora de la 'BOLA EXTRA'. ENJOY!!!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorLucille Deveraux
Artículo siguienteMarla Marvel