The Lizards

Llegó mi turno en esta primera semana de SPANISH BOMBS en este 2019 en Criaturas Salvajes. No debemos descuidarlas, hay muchas Criaturas nacionales de las que se piensa la gran mayoría, tan sólo hace falta rascar un poco y darse cuenta de que salen hasta de debajo de las piedras. Creo coincidir con mi amigo, compañero y camarada que, si hiciesemos esta sección mensual, todavía nos quedarían muchísimas más en el tintero en el marco del año presente, pero claro, las novedades internacionales y las CxS más incandescentes deben ser cubiertas como mandan los cánones de la web y es por ello que las dilatamos bastante en el tiempo. Bernardo de Andrés comenzó la semana de forma inmejorable con una propuesta que me olía venir cuando decidimos hacer Spanish la semana pasada. ANITA FORGUEN y sus THE NIFTYS acaban de sacar disco y estaba cantado que Mr. B se iba a traer un recomendable trabajo rebosante de rock & soul y todavía aún más fuzz stoner. Yo me voy a por él cuando acabe este post, ¿os apostáis algo?…

En lo que a un servidor respecta y tal y como le dije a Bernardo, ‘Las THE LIZARDS me están pidiendo paso, ¿hacemos un Spanish?’. No pudo negarse ja, ja, así se gestan las decisiones ‘Salvajes’ entre camaradas. En fin, ha llegado la hora de poner tensión y decibelios punkarras a Criaturas Salvajes con las excelentes maneras y no menos espectaculares guitarrazos de CARLA SANTACREU Y JUDITH JORDAN. GO!!!!!!!!!!!!….Formadas en 2007 en Barcelona como un powertrio integramente femenino, la lider y fundadora principal, Carla Santacreu, siempre ha sido la cabeza visible y la que siempre ha llevado todo el peso creativo de la banda. Tras varios cambios de formación y muchos conciertos ya a sus espaldas en sus primeros cuatro años de existencia, tienen la gran suerte de grabar su primer disco para el sello Kaiowas Records (filial de Roadrunner Records) editando su Stalking The Prey (2011) que descubre el amor incondicional y la nunca escondida obsesión por Joan Jett, L7, Misfits, Motörhead, Nashville Pussy y el action rock ‘aturbonegrado’ y ‘hellacoptero’. Un debutazo en toda regla que dejó sorprendido a propios y extraños con unas melodías trabajadas en contraposición a la tralla sónica desatada y sin control que desplegaba aquel trio femenino. “Burning City” o “Ghidorah” serían dos perfectos ejemplos…

Obviamente, con un sello de tal categoría y con la gran experiencia adquirida en multitud de bolos compartiendo escenario con muchas bandas de la escena barcelonesa como The Capaces, Los Tiki Phantoms, Bad Mongos, etc,… empiezan a salir de Cataluña, incluso realizan giras ya por Francia y Alemania siendo excepcionalmente bien acogidos y jodidamente disfrutados con una descarga sónica implacable y adictiva. Carla sigue buscando la estabilidad del powertrio, aunque eso no quita que en 2015 sacase su segundo disco grabado de nuevo en los Atlantida Estudios de BCN por Edgar Beltri que se convertiría más tarde en el batería definitivo junto a la bajista Judith Jordan. El disco es llamado Road To Anywhere y mejora más si cabe en melodías y redondez de composiciones con un gancho hard brutalísimo en todos y cada uno de los temas. Ahí os dejo “Alone”, el rock’n’rolero “Silver Surfer” o “Dirty Secrets”

The Lizards ya comparte cartel con muchas formaciones de primer nivel, sucediéndose dobles carteles y festivales con Nashville Pussy (qué privilegio), The Flaming Sideburns, Peter Pan Speedrock, Cavalera Conspiracy (!!!), The Last Vegas, The Hangmen y muchos otros más. La lista a estas alturas ya es muy larga.

Tres años después del celebrado y repasado en multitud de escenarios, Road To Anywhere, nos llega el primero de este mes de febrero la nueva colección de andanadas punk rockers de Carla Santacreu con una formación que, ahora sí, ya es estable, bien empastada y con una camaradería entre nuestra protagonista, Edgar y Judith como Carla siempre había buscado. El disco se titula Inside Your Head (2019) y vuelve a tener un tracklist imbatible, suena fresquísimo, inmediato, expontáneo, con la banda sonando urgente cuando tiene que hacerlo, contundente cuando toca y demostrando una capacidad admirable para parir unas melodías y unos estribillos que se te pegan como la miel pero también como el chicle. Aquí tenemos trallazos tan cabreados como pegadizos caso de su ‘instant classic’ “Everybody Sucks” mirando de reojo a Donita Sparks o “The Hurricane” . “A Reason” y “State Of Shame” apestan a Misfits por los cuatro costados, tenemos Hard & Punk en “You Say Nothing” con otro estribillo para enmarcar, un “Going On” de influencia claramente ‘Copter’, los divertidos “Psychic Vampire”, muy horror punk, y “Rockers Hate The Summer”. Y no!, ¡que no me quiero dejar la otra joyita del disco!, escuchad “No Guts No Glory” y no me digáis que desde el mismísimo comienzo con ese bajo de Judith y la explosión guitarrera y de estribillo no os hacen mover el pescuezo y querer subiros por las paredes con esa actitud tan aguerrida pero a su vez tan molona.

En conclusión, quizás sea aventurado decir que es su mejor disco aunque eso es ahora mismo lo que siento con un tracklist que se pasa en un suspiro y que, con repetidas escuchas no sólo no te cansas sino que lo tienes todavía más ‘Dentro de tu Cabeza’. No me queda otra que incitarte a que te metas también en tu masa cerebral la excitante ‘BOLA EXTRA’ que te espera. GO! EVERYBODY SUCKSSS!!!!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorThe Niftys
Artículo siguienteNicole Izobel Garcia