Vita Imana VS [In Mute]

Una vez más sin quererlo volvemos a tener una semana temática en Criaturas Salvajes, en este caso nos vamos a los extremos del rock’n’roll más feroz y embrutecido, el más oscuro e incluso inhumano. El lunes pasado mi colega Mr. B me abofeteó sorprendentemente con un estilo que en muy contadas ocasiones suele plantear pero cuando lo hace es que es una apuesta segura, éste es el caso de las muy emergente danesas, KONVENT, que han sido fichadas a ojos cerrados por el mismísimo sello Napalm Records para registrar y apoyar su debut. ¿No osarás perdértelas?…

En mi turno de viernes no es que vaya a plantear otra banda extrema… ¡¡¡es que van a ser dos y encima Spanish Bombs!!!, como ya habréis comprobado por el titular del post. Se la tenía guardada a los VITA IMANA gracias/por culpa de la labor percusiva y tribal de MIRIAM BAZ pero han ido pasando otras Spanish quizás por el hecho de tener el papel de frontwoman y ser cantantes, lo que considero que no es justo y que hay que visualizar también a los que están detrás realizando una labor increíble para dotar de un sonido particular a una banda como la madrileña. Aún así, me apetecía rizar el rizo cuando descubrí que mis paisanos (y grandes desconocidos para mí) [IN MUTE] habían sacado nuevo disco con nueva frontwoman, la servia VANJA PLAVSIC, y no pude resistirme, os lo tengo que reconocer.

Comencemos a lo grande con los primeros en subirse al infernal y embrutecido cuadrilátero, los madrileños VITA IMANA

Gestando la semilla del diablo en Madrid en 2005 Daniel García (drums) y Pepe Blanco (bass) bajo el combo Terroristars, deciden llevar su propio camino fichando adecuadamente a Román García (guitar), Juan Barajas, su primer cantante, y nuestra protagonista en definitiva en esta website, Miriam Baz a las percusiones, teclados y ruiditos varios. ‘Puppy’ (guitar), pieza fundamental en la banda, entrará meses después. Sin una línea definitiva en cuestión de idioma en aquellos primeros movimientos y con idas y venidas de cantantes,  en 2007 por fin llega el definitivo cerrando el círculo para la consolidación de la banda, el personalísimo Javier Cardoso que impondrá ya para siempre letras en castellano.

Vita Imana practica un feroz y embrutecido Groove Metal con clarísimas vetas Death, todo ello con un marco sónico colosal y de intenciones percusivas tribales que les asocia (lo quieran o no) con bandas como Sepultura o Slipknot en este sentido tribal y rítmico aunque, es obvio, su querencia también por bandas abanderadas del New Metal 90’s como Pantera o Machine Head, en el caso internacional, y en el nacional con icónicos combos como Hamlet o Ktulu entre otros hacen del sexteto de la capital un ente destructor y jodidamente impenetrable. Su discografía se compone de cinco discos (En Otro Lugar (2010), Uluh (2012), Oceanidae (2014), El M4l (2017) y su último Bosa (2019)). Si hay que destacar un álbum que les puso en lo mas alto del metal más extremo y que les abrió puertas al mercado internacional y a tocar en festivales fuera de nuestras fronteras ese fue su segundo LP, Uluh (2012) una obra en la que trabajan mucho más las texturas sonoras, los ambientes y atmósferas, Miriam Baz comienza a tomar un protagonismo crucial para el sonido identificativo de la banda dejando de ser un mero elemento ‘arreglador y acompañante’ a protagonizar muchos momentos con sus tambores y elementos brasileiros percusivos. En letras plantean una historia conceptual en la que vemos al ser humano frente al poder de la naturaleza en lo positivo y en lo negativo.

Los dos discos que vinieron después afianzan y consagran al destructor combo tanto en festivales nacionales de la solera de Festimad, Sonisphere o Resurrection Fest pero también fuera de España en el Rock Al Parque de Colombia o el mismísimo Wacken Open Air germano. Pero los problemas en 2017 dentro de sus filas empiezan a hacer mella, el necesario ‘Puppy’ se ve obligado a dejar la banda y las diferencias personales y creativas con Javier Cardoso son irreparables por lo que la banda sufre una crisis grave que solucionan en tiempo record con la incorporación del hacha Diego López y el nuevo ‘voceras’, de aplastante garganta, ‘Mero Mero’.

No tardan en crear nuevas composiciones, no pueden permitirse parar con el status que tiene la banda y el pasado año publican su quinta obra, titulada BOSA (2019) en la que, a pesar de los cambios de formación , son y quieren reafirmarse en ello, continuistas con su sonido e identidad llenas de denuncia social, frustración personal e injusticias por parte de los que nos gobiernan. El tracklist es muy directo, no se andan con las ramas con demasiados pasajes ambient y experimentaciones tribales, ¡¡¡es un disco de los jodidos Vita Imana!!! y cortes tan apisonantes como “No en mi nombre”, “Desdoblamiento” o “Desfiguradas” te van a machacar los tímpanos a las primeras de cambio. La labor de Miriam Baez es más límpia y definida que nunca destacando su labor persusiva sobre todo en final del instrumental “Taikos III” o el acojonante y destructivo “El mundo a mis pies”, su último himno para los directos. Hay mucha vida y muchas cosas por expresar y escupir todavía por parte de los madrileños, ¡¡¡os lo aseguro!!!.

Nos vamos ahora al otro lado del Averno, al más oscuro, fétido y maligno porque llega la hora de postrarse ante no una, ¡no!, ¡¡¡dos CXS’s de la talla de Steffi y Vanja Plavsic!!!…

Si has podido aguantar el envite groove metal del oponente inicial, prepárate ante el ahostiamiento Melodic Death Metal de los valencianos [IN MUTE] porque ‘no son moco de pavo’ y tienen ganas de pelea y aspiraciones de victoria al K.O. De hecho, claramente pueden ser la banda metálica con frontwoman más extrema de todo el panorama nacional. Formados en 2003, el quinteto de la Ciudad del Turia opta por plantear un Melodic Death Metal en la onda de bandas como los primeros Opeth, At The Gates, In Flames o, quizás sobre todo, Arch Enemy. En sus inicios cuentan con un cantante masculino que es sustituido definitivamente en 2010, tras su primer disco, Aeternum (2009), por la icónica ‘Steffi’ que va a dar el contundente puñetazo en la mesa para consolidar a la formación y abrirse un hueco a base de guturales que no pertenecen al mundo de los mortales, ¡os lo puedo asegurar!. Y uno que pensaba que Jinjer era la única que podía sacar semejantes gruñidos… Qué equivocado que estaba…

Con la formación vuelta a consolidar y ajustarse al milímetro gracias a las nuevas directrices impuestas por una valenciana tan intratable, carismática y completamente cubierta de tatuajes de lo más inquietantes (es una ‘die hard fan’ tintándose la piel), editan en 2012 el E.P. One In A Million que define y plasma ya a la perfección esa criatura perversa y retorcida que es IN MUTE, con muchos cambios de ritmo y pasajes mutantes dejando por sentado su gusto por el Progressive Metal de similares directrices a los mencionado (ahora sí más que nunca) At The Gates y Arch Enemy aunque también se les comienza a intuir cierto aire a los Strapping Young Ladd de Devin Townsend y Fear Factory. Las puertas del Averno se les abren de par en par y ya son unos habituales en la escena Metal de la Piel de Toro ganando concursos y un prestigioso torneo internacional, Wacken Open Air Metal Battle Spain que les permite estrenarse en el prestigioso festival germano. En 2017 publican su segundo disco, GEA, que sigue ampliando y complicando hasta el infinito las estructuras instrumentales y embruteciendo más si cabe los gigantescos guturales de Steffi.

Como con los Vita Imana, en 2018 la banda pasa por problemas y Steffi abandona el barco, en un principio, sustituir a semejante vocalista con un carisma, presencia escénica y garganta tan brutales parecía un problema imposible de superar, el ‘palo’ tenía que ser tremendo, pero inesperadamente dan con la sustituta perfecta gracias a la servia Vanja Plavsic que da nueva vida y nuevos bríos a los valencianos publicando sin ningún complejo su última y reciente obra, Chaos Breeder (2019). Un discazo brutal, extremo, directo, menos complejo en estructuras a lo habitual en ellos con una clara intención de economizar pasajes para sonar más básicos e inmediatos, pero también más accesibles, ahí se encuentran trallazos como “Just(Ice)” o “Calibrated Face” mostrando su ‘metrónomo’ en ejecución y “Ecce Torment” y el medio tiempo “Beyond Death” de accesible candencia sónica aunque de base rítmica imponente. Vanja se ha adaptado a la asesina maquinaria como un guante y mola mucho esa combinación de voz gutural con la voz más limpia del también recién incorporado Mike. En “Chaos Breeder” y el final con “Unhallowed Division” tenemos la parte más progresiva y exigente del disco, con cambios y pasajes múltiples, incluso en éste último con la inclusión de programaciones y arreglos electrónicos. Una gozada para los amantes de la música más extrema, confiad en mí porque no os váis a llevar una decepción.

Y no hablo más, la ‘BOLA EXTRA’ te va a ser tan intensa y agotadora que tendrás que acorazarte y ponerte a cubierto, ¡te lo aseguro!!!, porque el nivel del Metal en éste pais está alcanzando (si no lo ha alcanzó ya hace una década) una calidad y un nivel suficiente, sobrante diría yo para mirarle a la cara a cualquiera de las bandas que han sido influencia y referencia tanto para Vita Imana como para IN MUTE. Llega el momento de disfrutar, no por partida doble,… sino triple de las CxS’s más extremas e intensas dentro de nuestras fronteras. ARRODÍLLATE!!!…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorKonvent
Artículo siguienteHell Bruizes