The Bridge City Sinners

Un viernes más con vosotr@s y en compañía de nuestras CRIATURAS SALVAJES. Ya asentados en nuestra rutina de publicaciones, creemos que no os podéis quejar con lo que se ha pasado por aquí desde la segunda semana de septiembre, así, nuestras propuestas han versado sobre indie, soul, death metal, rock 50’s, new wave, black metal, punk rock, hard rock, garage, rockabilly, classic rock, funk y algún que otro estilo más por no hacer el listado más largo. ¿Se nota que estamos más abiertos que nunca a la música escrita, dirigida e interpretada encima de un escenario por mujeres?…ji, ji, ji. En mi humilde opinión, ¡¡¡creo que sí!!!.

El lunes Bernardo de Andrés se trajo el último chivatazo angelino, aspirante a ‘the next big thing’ y que me ha resultado excitante y adictivo a partes iguales, Amber Bollinger y sus Broken Baby impactan y mucho en su nuevo disco con su fórmula art pop, punk, new wave e indie. En mi caso personal, vamos a ver, tenía pendiente una CxS desde hace meses, en concreto desde febrero desde que nos la recomendó nuestro colega en Rock, The Best Music, Luis Cifer y que están de completa actualidad pues acaban de editar su tercer disco. Es un honor (pero también un gran reto) traerme a esta website a LIBBY LUX y sus ¡¡¡THE BRIDGE CITY SINNERS!!!…

Es curiosa e ‘in your face’ la formación de The Bridge City Sinners, ya veréis. En 2012 Libby Lux (vocals, banjo) y el bajista Scott Michaud se pusieron el mundo por montera empezando a ganarse las lentejas como músicos callejeros en su natal Portland (Oregon). En muy poco tiempo la ciudad que les vió nacer se les queda pequeña y comienzan a recorrer como auténticos nómadas músicos toda norteamérica llegando a Canadá por el norte y a recorrer los peores tugurios de la frontera mexicana e incluso incursionando dentro del país de Pancho Villa.

Las experiencias tanto buenas como malas y extremas se van sucediendo en tiempo récord y su folk/bluegrass de actitud punk empieza a mutar en algo más retorcido aunque todavía sin toda la parafernalia demoníaca que vendría años más tarde. Ese mismo año ocurre un hecho que va a cambiar la vida del duo para siempre, su colega y amigo Tomas Garreton (Profane Sass) muere a sus 25 primaveras al caer de un tren (él también practicaba el nomadismo haciendo auto stop y subiendo a trenes sin pagar…). The Bridge City Sinners nacieron como tributo al estilo de vida que su amigo y ellos mismos llevaban…

Cuatro años después y añadiendo a su combo integrantes a la mandolina, violín, ukelele, guitarra, clarinete, etc,… arriba su Opera Prima de título homónimo al de la banda. Lo he escuchado por encima y destacaría el inicial “St. James Infirmary” que ya muestra esa parte oscura y retorcida que explotarían del todo en su siguiente disco, el folk con harmónica de “Pussy Cat” y la versión de los Stray Cats “Stray Cat Strut”. Las bases estaban bien fijadas, la banda ya tenía el culo pelado de tocar en calles, galerías de metro, clubes, garitos y tugurios de todo tipo de pelaje y sólo quedaba dejarse poseer al completo por ‘el lado oscuro de la fuerza’…

Tres años después, la banda se consagra absolutamente con su Murder Folk, Thrash Grass, Folk Punk y Jazz de Entreguerras con Here’s To The Devil (2019), un decálogo (nunca mejor dicho por sus diez temas) exhuberante de mala baba escupida por Libby Lux y sus Sinners pasando de momentos luminosos de melodiosas armonías vocales de principios de siglo a momentos extremos en donde el Mal entra en tromba con Libby cambiando el registro mostrando su lado punk más violento… pero también su vertiente extrema como si de una súcuba del infierno se tratase con momentos vocales claramente Black Metal. Muchos temas ya para escoger (¡yo diría que todos!) pero hoy me quedaré con “Virgin Sacrifice”, “Son Of The Siren” o “Witches Wrath” por la parte más dramática, o cortes como “Ashes” por la más luminosa y ‘relajada’…

Y como, en la medida de lo posible, aquí mandan las novedades discográficas, el quinteto más acústico y retorcido del Averno nos sorprende con su tercer disco publicado a finales de agosto, su título es Unholy Hymns (2021) y desde ya os aseguro que es su mejor disco hasta la fecha, repleto de historias de asesinos, enfermedades mentales, adicciones varias y rituales oscuros e invocaciones al Maligno. El disco está claramente dividido en dos partes, de hecho las dividen en ‘Book I’ y ‘Book II’ siendo la primera más agradable musicalmente (que no en lírica y letras) destacando ‘himnos impíos’ llenos de energía de otro tiempo como el inicial “The Devil’s Swing” o “Pick Your Poison” o momentos más vacilones folk/bluesgrass como “Rock Bottom” o “Devil Like You”, este último con uno de los aportes nuevos en la evolución de la banda, la incorporación de voz masculina protagónica en lugar de los habituales coritos por detrás y guturalidades varias aisladas. El ‘Book II’ cambia las tornas, de esa música agradable e incluso cercana a los Squirrel Nut Zippers, el mal lo acaba de envolver todo y aquí aparecen esos TBCS más retorcidos y extremados con Libby desatando todo tipo de timbres en limpio, en desgarrado y en gutural Death & Black Metal. A destacar las dos partes de la ‘opereta’ “The Legend Of Olog-Hai” (Part 1 & 2), el travieso folk punk kamikaze de “The Fear” y los dos cortes finales, “The Damned” e “Unholy Hymns” con melodías muy marcadas, locuras rítmicas y vocales, además de resaltar el segundo detalle a destacar en este nuevo disco, las orquestaciones y los vientos en forma de trompetas aportando un sonido más ‘Chicano’. En conclusión, quizás debería de habérmelos guardado para Halloween pero…¡¡¡es que es un disco tan rematadamente bueno, sorprendente y refrescante que no me iba a ser imposible reservármelo un mes más!!!…

Antes de intuir el pestuzo fétido de ‘La Bestia’, he de invitaros a cruzar las puertas del Maligno con el personalísimo e intransferible ritual oscuro que os trae Libby y sus Sinners en semejante ‘BOLA EXTRA’…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorBroken Baby
Artículo siguientePoppy