Sylvia Plath

Sigo esta semana con la poesía, después de Idestroy, la propuesta del lunes. Y con poesía, esta vez más contemporánea, aunque categorizada como clásica por la estética de su arte. Otra Criatura Salvaje como lo fue la poeta americana Sylvia Plath. Amiga íntima de Anne Sexton – quien también se suicidó en su juventud – fue la esposa del también conocido poeta Ted Huges, ya que fue a estudiar a Inglaterra, dejando tempranamente su casa en Boston.

Sylvia Plath fue sobre todo la poeta de la sinceridad, una honestidad que hace que sus poemas a veces provoquen ese vértigo que a muchas personas da el hablar de sí mismos. De todas formas, hoy traigo un poema suyo descriptivo que retrata un amanecer en el sur de título Southern Sunrise, que fue compuesto en el año 1956 y editado por su marido.

Lo que más me gusta de este poema es la calidad de la orfebrería de sus versos, de la síntesis obligándonos a leerlo con su propio ritmo, lo que hace que la imagen se vaya descubriendo poco a poco. Añadiéndose los diferentes elementos de lo que se puede llamar una fotografía de un amanecer en una ciudad.

Southern Sunrise

Color limón, mango, melocotón
Esos personajes de las mansiones
aún sueñan tras
las persianas, sus balcones
refinados como mano 
hecha encaje, o una hoja con flor boceto a pluma.

Inclinadas por el aire
en pie flechudos tallos
la corteza de la piña
creciente verde entre palmeras
columpia su bífido
fuego artificial de frondosidad

Un cuarzo claro amanecer
poco a poco luminoso
dora toda nuestra Avenida
y fuera del azul empapado
de la Bahía de los Ángeles
se eleva redondo rojo sandía el sol.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorLisa Kekaula
Artículo siguienteTaylor Momsen