Lzzy Hale

Y aquí estamos, al pié del cañón mientras todavía sea julio. Criaturas Salvajes Website se encuentra en formato ‘de guardia’ pues un servidor se encuentra sustituyendo a mi camarada fiel Mr. Bernardo de Andrés al andar liadillo estos días. No pasa nada, vamos a despedir esto hasta septiembre como el Diablo manda con una rabiosa novedad discográfica que acaba de ver la luz. Pero no adelantemos acontecimientos, recopilemos y recordemos el post del pasado lunes de Bernardo como Aimee Allen y sus tonadas ska punk con The Interrupters que son de escándalo y el mío el viernes con la recién llegada Tina Jackson y su clase y chulería ‘glitter rock’. Imposible perderse ambos post, os lo aseguro.

Cómo os decía, hoy despedimos despedimos CxS a lo grande con una grande. Tenía a Lzzy Hale en lista de espera desde los tiempos en los que empezamos a recrudecer las Criaturas cubriendo a bandas tales como In This Moment, Kobra And The Lotus, Arch Enemy o Jinjer entre otras. Ya sabéis, la lista es interminable y, quizás, a Halestorm no los tenía nada controlados dándome cierta pereza ponerme con ellos como lo que me pasó recientemente con Taylor Momsen de The Pretty Reckless. Pero el momento ha llegado gracias a la publicación de su excelente y ‘vicioso’ nuevo disco, Vicious (2018) por lo que vamos a darle candela a una de las bandas y Criaturas más rotundas del panorama musical en estos últimos diez años, ha llegado la hora de ponernos firmes y saludar marcialmente a LZZY HALE y sus HALESTORM!!!…

De nuestra protagonista ya se puede decir que desde bien pequeñita se iba a dedicar a esto, una niña precoz al igual que su inseparable hermano Arejay pues con tan sólo cinco años ya cursaba sus estudios de piano en Red Lion, Pensilvania, para pasarse años después a los teclados (su hermano ya se centró en labores percusivas de aprendizaje) y acabar su formación ‘inicial’ a los 16 aprendiendo el arte de las seis cuerdas. Fue en 1998 y con la ayuda de su propio padre al bajo que empezaron a componer y tocar sus primeros temas en directo bajo el nombre ya de Halestorm además de lanzar de forma underground sus primeros E.P.’s que curtieron a la banda hasta la llegada de su primer disco en toda regla en 2009 con su solidísimo Halestorm que ya sorprendió a propios y extraños gracias a la increíble personalidad y carisma de LZZY además de la solidez y las tablas de sus músicos integrantes, pues se unen a la disciplina ‘tormentosa’ Josh Smith al bajo y Joe Hottinger a las seis cuerdas. Formación que, aún a día de hoy, se mantiene con buen salud, respeto y la más absoluta camaradería más allá de las típicas peleas de hermanos. Nuestra Criatura debe ganarlas todas…

Con las influencias y referentes correctos, LZZY siempre ha desprendido en sus composiciones su amor eterno por Joan Jett, Pat Benatar, Ann & Nanncy Wilson (Heart) y otras damas de los 70’s, así como por el hard rock, el metal y el post-grunge de los 80’s y los 90’s. Declarados fans de los Guns, de Withesnake, de Soundgarden, Metallica pero también de Alter Bridge, Marilyn Manson, Black Stone Cherry (Lzzy llegó a ser su corista varios años), Adrenaline Mob y Shinedown con los que ha realizado varias colaboraciones, también la Hale ha mostrado siempre su ramalazo Pop teniendo a Lady Ga Ga, a P!nk y a Daft Punk en un pedestal. Pero había llegado el momento de asaltar listas estando tan sobrados de talento y su segundo disco, The Strange Case Of… (2012), es el que pega el pelotazo mainstream con guitarrazos brutales y composiciones de hard rock del S. XXI y Metal Alternativo tales como su exitoso “Love Bites (So Do I)” que les hace ser nominados a los Grammys ganando con solvencia en la categoría de ‘Mejor Interpretación de Hard Rock’. El tema lo merece, ya verán…

Como era de esperar, el subidon en popularidad se dispara y la banda comparte cartel con los grandes tanto en giras con primeros espadas, festivales o las suyas propias dando la friolera de más 250 conciertos al año sin perder ni un ápice de su intensidad y pegada encima de un escenario. Lo que queda claro es que han mamado la profesionalidad y el compromiso desde pequeños y a pesar del tirón comercial y los infinitos compromisos LZZY HALE y los suyos no pierden el norte, ni se pierden en ningún momento en las tentaciones típicas del rock’n’roll publicando tres años después el disco de la polémica, Into The Wild Life (2015), aunque en realidad yo lo llamaría su disco experimental y más arriesgado en donde la banda, quizás influenciada por el mundo en el que se mueven ahora, experimentan con el pop y con las bases electrónicas (Amen,  Scream, I Am The Fire) rebajando espacio a las guitarras y la potencia del Hard Rock. A pesar de ello, los venazos crudos siguen haciendo acto de presencia como en “Mayhem”

A pesar de las críticas de sus ‘die hard fans’ la banda consigue sus mejores números, los peta en listas americanas, canadienses e inglesas y continúa cimentando su poder y su leyenda con esos directos en donde la desgarradora y potentísima voz de LZZY, los solazos de Joe y la impenetrable base rítmica de Josh y Arejay se han convertido en marca de la casa por su intensidad y entrega.

No os lo había dicho hasta ahora, pero la banda publica un directo en 2010, Live in Philly 2010, así como tres E.P.’s de covers entre medias de sus discos para mantener a la banda ‘caliente’ y en activo realizando versiones de Joan Jett, Guns’N’Roses, Temple Of The Dog, Lady Ga Ga, Metallica, Heart, Beatles, etc, etc,… el abanico es amplio y hay para todos los gustos con sus tres ReAnimate: The Covers en 2011, 2013 y 2017.

Pero ha llegado la hora del presente, la banda necesita quitarse de encima el resquemor y ciertas inseguridades generadas por la respuesta de Into The Wild Life, necesita volver a creer en sí misma y en su personalidad sin renunciar a su capacidad evolutiva y hace tan sólo 3 días que Vicious (2018) ya es una realidad que vuelve a presentarnos a una LZZY HALE más convencida de su misma y de lo que quiere con HALESTORM.

It’s Joan Jett Style & Time!!!

 

 

Las guitarras han vuelto amigas/os, Vicious es su disco más pesado y oscuro tanto en instrumentación como en sus letras, se acercan más que nunca a los parámetros de Alter Bridge y Black Stone Cherry en canciones tan sólidas y pegadizas como “Black Vultures” o “Painkiller”, la cadenciosa “Skulls”, la virulenta “Uncomfortable” o las epatadoras “Buzz” o “Killing Ourselves To Live” con unos impresionantes y desgarradores estribillos de LZZY que sigue demostrando que está en lo más alto de las frontwomen del panorama actual. Los medios tiempos también se trabajan bien, no hay electrónica protagónica, no hay melodía pop en primer plano pero las huestes de Marilyn Manson y Ga Ga se intuyen en temas como “Conflicted”, “White Dress” o el groovy “Vicious”. Las baladitas no podían faltar y “Heart Of Novocaine” y el epílogo del disco con la bella “The Silence” desnudan emocionalmente más que nunca a nuestra protagonista que abruma por su pasional forma de cantar. Bien es cierto que la cara ‘B’ no es tan redonda como la ‘A’ pero Vicious (2018) nos ha devuelto a los mejores Halestorm y a una LZZY HALE que sabe arriesgar sin desorientar ya a nadie.

Y hasta aquí, ahora sí, nos despedimos de vosotras y vosotros para descansar en este mes de agosto que ya casi asoma para recargar pilas y volver con las Criaturas Salvajes más increíbles, sorprendentes y novedosas del mundo mundial. El mundo es para ellas y nosotros nos encontraremos gozosamente dentro de él.

‘BOLA EXTRA’ ESTIVAL TO THE MAXXX!!!!!!!!!!!!!!….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorTina Jackson
Artículo siguienteKerry Pastine