The Devils

Tras una semana de la celebración de la 300 entrada de esta web y por tanto dedicada a recordar a alguna de la CRIATURAS CLASICAS que han formado el historial del mundo del rock en femenino  y cuyo honor recayó en TERRI NUNN , frontwoman de aquella banda llamada Berlin  que llegó al cenit en los 80 con una de sus peores canciones ( lo que son las cosas de la vida ) la inmortal Take My Breath Away y el viernes con un repaso a una de las más grandes e ilustres rockera de todos los tiempos ( espejo de miles de jovencitas desde hace décadas ) la inmortal SUZI QUATRO , que César disecciona con mano maestra en un recorrido por su majestuoso legado 

Volviendo , al día a día, nos vamos a meter en esta ocasión a nuestro amado mundo del Ocultismo y otros demoniacos placeres pues acaba de salir un imponente lp de esos que es imposible no prestar la debida atención no sólo por la blasfema temática sino por cuanto suena  crudo, sucio, sexualmente explicito , y demencial . Los artífices de tal pandemonium es un dúo salido de Tierras Papales, léase Italia , llamado THE DEVILS . Empiecen a encomendarse al Averno que allí nos dirigimos 

THE DEVILS  sacaron su nombre de un ca sí mismos en honor a la película de Ken Russel estrenada en 1971 con idéntico titulo y que relata la historia del clérigo Urbain Grandier en la Francia del siglo XVII, acusado de herejía y brujería. La historia está basada en los hechos reales acaecidos en la ciudad de Loudun, conocidos mundialmente como el caso de las endemoniadas de Loudun, uno de los eventos de posesión demoníaca más famosos de la historia. Gianni Vessella toca la guitarra y canta y Erica Toraldo toca la batería , vocales y gritos demoniacos son THE DEVILS . Inspirados en la tradición américana del  Blues y aderezando su sonido con primitivo RnR y  Punk asemejándose a  bandas como The Cramps, Hound Dog Taylor, The Gories, Jon Spencer, Fugazi, Hasil Adkins, The Oblivians, etc. formaron su propia banda en 2015 en Nápoles, Italia

Ataviados con ropajes eclesiales hicieron innumerables shows en Italia y Francia, donde se encontraron con Jim Diamond de los Dirtbombs que rapidamente informo al  Reverend Beat-Man de Voodoo Rhythm Records estaba en la misma ciudad sobre la existencia de la pareja y del interés de registrar las canciones del dúo y que las mismas fuesen distribuidas por su sello  La combinación de Fuzz, RnB , primitivo RnR y los salvajes gritos como emanantes del Infierno que los chicos vomitaban fueron plato del gusto del mandamás del sello y por ello en el 2016 editaron Sin, You Sinners , su primer larga duración. Un trabajo lleno de blasfemos himnos, salvaje sexualidad , trash . garage sucio, y fuzz sin piedad  como puede denotarse en temas tan bestiales como  la salvaje Puppy Nun, Drunk Town , Azazel ( que sería singles ) , Coitus Interruptus  ( uno de esos instrumentales de corta duración que suelen descargar  la banda para lustrar de ruido, y basura sus obras ) o  , Hell’s Gate. Sin duda no es un trabajo para puritanos del RnR sino para depravados mentales 

Dos años después  la furiosa capacidad de perversión de  The Devils para seguir corrompiendo a virginales almas con   sonidos crudos y primitivos tiene una segunda oportunidad con Iron Butt , también editado en el mismo sello que su predecesor , y manteniendo similar patrón aunque dentro de un límite las canciones están algo más limpias y mucho más contundentes sin tener que recurrir a excesos de fuzz rabioso y ruidoso . Toraldo y Gianelli tornan sus miradas en esta ocasión hacia el BDSM, la sodomía y oscuros y pecadores  estasis  valga como ejemplo la inicial y single escogido Put Your Devil into My Ass, o el brutal blues de White Collar Wolf  . Hay mucho de Jon Spencer en esta ocasión ( lógico al pulirse un poco la producción ) como ocurre en Guts is Enough o en el instrumental Radio Maria Anthem Un trabajo pues sólo apto para almas atormentadas

Beast Must Regret Nothing, que acaba de salir el Viernes es ya el disco que debería condenar tu alma sin remedio alguno.  No hay exorcismo capaz de evitar que  esta espiral de rock n ‘roll te arrastre hasta el infierno . Siguen con la evolución emprendida y en cierto modo definitivamente han ido abandonando tanto salvaje primitivismo ya que han pasado de ser pura violencia sónica  a un garage punk más audible y rico de la mano del productor Alain Johannes ( Chris Cornell,, Queens of the Stone Age, Eddie Vedder, Them Crooked Vultures, Mark Lanegan , Arctic Monkeys, o No Doubt ). 

Roar, que abre el disco todavía  muestra el estilo estridente  de la banda para que los acérrimos seguidores no se vean relegados pero ya todo cambia con el single I Appeared To The Madonna con  Toraldo cantando más que gritando en una canción ya con estribillo más que diferenciable y con apreciables rasgos de gran Rn B a lo White Stripes . Real Man , un fenomenal blues muy sensual, es otro de los singles del lp,  me recuerda a Boss Hog mientras que Devil Whistle Don’t Sing, es arreglado por el productor como algo un blues oscuro con demonios sacados de un lp de Screaming Trees ( normal por contar con Mark Lanegan a la voz ) , demostrando que el viraje de la banda hacía el rock alternativo es palpable y al mismo tiempo más que excitante y que debería tener su justo premio en forma de reconocimiento popular . El título Homónimo cantado en forma de dueto con el productor es el cierre más adecuado ya que deja bien claro el camino que la banda ha decidido adoptar al aceptar adorar a otros Dioses distintos de los Cramps pero igualmente malévolos si bien más exquisitos y amantes de un lujo pervertido pero lujo al fin al cabo. Una opción que a este quién escribe le ha fascinado sobremanera ya que este trabajo se ha encaramado al podium de los discos criaturiles anuales 

Hasta aquí he llegado es hora que tras beber la sangre de la  BOLA EXTRA me retire a mis lúgubres aposentos que son templo de adoración a los viejos dioses… 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorSuzi Quatro
Artículo siguienteSaint Agnes