Panic Shack Vs Shooting Daggers

Acometemos este principio de junio que parece julio con nuevos bríos y nuevas Criaturas Salvajes… ¡no nos vamos todavía de vacaciones!, quedan unas cuantas CxS’s antes de abandonarnos a los placeres de la vida. Rescatado del ‘laboro’, mi camarada Bernardo de Andrés volvió a la palestra de esta website el pasado lunes con una CxS y una banda (más bien un dueto creativo) a los que les tenía echado el ojo también, ellos son los alemanes BRUNHILDE y su Criatura responde al nombre de CARO LOY. Yo no lo podría haber expresado mejor porque, vaya despliegue de hard rock, heavy metal y punk que se gastan los de Fürth.

¡Pero hoy me toca!, y vamos a rescatar una sección que teníamos abandonadísima desde hace meses, yo diría que casi un año, y esa no es otra que los ‘Versus Salvajes’, esa sección en la que metemos en un virtual cuadrilátero sónico amistoso a dos bandas de similares características estilísticas, geográficas, estéticas o de concepto. En el caso que nos ocupa hoy, me voy por la parte geográfica, conceptual y de rabiosa actualidad porque las dos bandas comparten país, derrochan una actitud punk y DIY además de tener sus trabajos discográficos recién salidos del horno… Comenzamos. Vámonos a Inglaterra para subir al cuadrilátero a las primeras contrincantes, el powertrio ¡¡¡PANIC SHACK!!!…

Provenientes de la localidad de Cardiff, el quinteto formado por Romi, Sarah, Emily y Meg comienzan como Panic Shack a finales de 2019. Su concepto está muy entroncado con el movimiento feminista y su lucha constante contra la ‘falocracia’ que todavía sigue haciendo estragos en muchos aspectos y en estratos de la sociedad. Decidieron luchar contra ello a través de la música. Sus influencias y estilo no se ciñe tan sólo al old school punk de actitud riot grrrl, aquí también tenemos powerpop, garage punk e incluso rock alternativo ‘a la Pixies’.

Su primer single fue lanzado justo antes de que el ‘bicho’ nos confinara en marzo y, claro, la banda tuvo que reservarse la defensa en directo de sus tres primeros singles lanzados en 2020, “Who’s Got My Lighter” (deudor de Amyl And The Sniffers), “Jiu Jits You” (imponente singelazo garagero) y “I Don’t Really Like It” (en el imaginario The Breeders) para un mejor momento.

No es hasta febrero del presente año cuando vuelven a seguir editando singles que luego formarán parte del que es su último lanzamiento, el EP Baby Shack (2022) que añade tres cortes igual de infecciosos y picantones, caso de “Baby” que vuelve a plantear ese old school punk de rebabas new wave de los Sniffers y Surfbort; “Mannequin Man” tan rematadamente powerpop punkie y, por último, “The Ick” con ese toquecillo alternativo/riot grrrl 90’s que les queda de categoría. Muuuucho futuro para estas Criaturas…

Subamos ahora al cuadrilátero a un trío londinense que atiende a la explícita expresión ¡¡¡’Shooting Daggers’!!!…

Gestadas como banda en el Londres más agresivo y visceral pre-pandemia en 2019, el militante powertrío feminista y ‘queercore’ han venido para escupir todo el odio del mundo posible frente a las normas heteronormativas y la Cultura Gay ‘establecida’. El mismo año de su formación ya nos plantaron en los morros Demo 2019 (2019) que ofrecía a una banda venenosísima y con una rabia escupida al 200% pero a la que le faltaba todavía el punch y la personalidad necesarias que alcanzarían a partir del parón vírico y, sobre todo, a partir de 2021. Un concepto parecido al de las Panic Shack, la lucha y la rebeldía ante los patrones sexuales y de género establecidos, la libertad de pensamiento y las ‘mentiras’ de los poderes ‘falocráticos’…

Athames (2022) es el EP debut de las londinenses. Su título hace referencia a las dagas y cuchillos que utilizaban las hechiceras y brujas de la pérfida Albion medieval para hacer sus hechizos y mejunjes y que luego, en muchos casos, fueron utilizadas para rebanar sus propios pescuezos por la Inquisición imperante de la época. Los seis cortes en los que se cimenta la Opera Prima de estas destructoras de la moral son puro y duro UK Hardcore Punk, bebiendo de combos tales como Black Flag, Minor Threat, Ratos de Porao, también les veo ciertas similitudes a los emergentes Capra estadounidenses y, quizás en menor medida al no experimentar tanto con otras sonoridades, a los consagrados Turnstile. Destacaría trallazos rebana-yugulares como el angustiado “Liar” (muy Henry Rollins), su primer single “Manic Pixie Dream Girl” editado el año pasado y las contiendas belicosas de “We Will Live” y “You Can’t Kill Us” desprendiendo odio, incorformismo y una furia tremebunda…

Y hasta aquí llega este ‘Versus Salvaje’, espero que os hayan flipado estas dos bandazas emergentes y que ya están dando mucho que hablar en festivales y demás descargas en directo. El futuro es suyo o… mejor dicho, ¡¡¡el NO FUTURE es de ellas!!!. Para la ‘BOLA EXTRA’ todo tipo de protecciones y… ¡un algodón de azúcar!…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorBrunhilde
Artículo siguienteSinead O’Brien