Black Road Versus Year Of The Cobra

Una semana más, un viernes más entre Criaturas Salvajes. Volvemos a retomar otra de las secciones estrella de esta sagrada web con los ‘Versus Salvajes’ que no es otra cosa que enfrentar de forma amistosa siempre en el cuadrilátero ‘Salvaje’ (en realidad matamos dos pájaros de un tiro proponiendo a cuatro CxS’s en lugar de dos, hay tanto material de ellas…) a dos bandas/artistas con similar propuesta sónica y/o temática. El pasado lunes, mi camarada fiel y mi gran amigo en la distancia, Bernardo de Andrés, me dejó literalmente babeando con un ‘Vs.’ incendiario y muy de su estilo pues el glam rock, el punk pop y la new wave hicieron acto de presencia en un combate sin igual entre dos púgiles de la talla de BEXATRON y CASSYETTE, oséase, REBECCA HEXX y CASSIE respectivamente. Os ruego que no os lo perdáis porque ya están sorprendiendo a más de uno y os juro que un servidor es uno de ellos. Empate técnico, sin lugar a dudas, al menos en mi caso.

Pero hoy es viernes y la oscuridad vuelve a cernirse sobre esta website tras la luminosidad del lunes, me toca presentar a dos contrincantes desde los lodazales más fangosos e inhóspitos de los aledaños del Averno, avistando ya las puertas del Infierno. En una esquina del cuadrilátero, BLACK ROAD, con SUZI UZI ajustándose los guantes; en la otra, YEAR OF THE COBRA, teniendo a AMY TUNG colocándose el protector bucal. ¡¡¡Que comience el combate en pleno ‘Purgatorio’ entre las oscuras bestias!!!…

Formados en Chicago en 2015 por la pareja fundadora (artística y sentimentalmente), Suzi Uzi (vocals, lyrics, tambourine) y Tim Morano (guitar) con cierta desorientación inicial a la hora de enfocar su proyecto y tras varios cambios de formación en la base rítmica, Black Road se asientan definitivamente un año después con la formación que perdura hasta hoy con Cassie Pap (bass) y Robert Gonzales (drums). No tardan en engrasarse y tener claros sus parámetros estilísticos y en 2017 ya tenemos su E.P. debut de título homónimo al de la banda y en donde ya apreciamos su gusto por el Stoner Doom más añejo y setentero barruntando tanto a Black Sabbath, Coven y Spiders (marcada influencia vocal de Ann-Sofie Hoyles en Suzi) así como el heavy blues imbuido de setas alucinógenas por parte de Tim M.. Éstas son sus apuestas para su particular ‘Camino Negro’

 

Tras dos singles en 2018 que se convertirán en clásicos de inmediato como Witch Of The Future y Blood On The Blade, nos llega calentito su Opera Prima en formato LP, Witch Of The Future (2019), con éstos mismos temas formando parte del tracklist (grabación nueva y excelsa del primero y nueva mezcla del segundo). Lo ya anunciado y prometido en grabaciones anteriores aquí cristaliza de forma excepcional, Suzi Uzi sabe revolverse encima del cuadrilátero recibiendo ‘el castigo’ de la que vendrá después con una presencia vocal tan hipnótica como privilegiada, Stoner Doom Blues Psych con toneladas de hash flotando en el ambiente, ahí tenemos “Hash King” y “Radiation” para corroborarlo con ese toque Spiders en vocales. El inicial e instrumental “Purgatory” junto con “Blood On The Blade” demuestran también su gusto por el prog rock pero sobre todo el blues más socarrón, Tim M. tiene maneras, ¡¡y se nota!!, Iommi, Blackmore, Page, Clapton y muchas otras bestias se arremolinan entre sus digitaciones. Pero si hay un tema a destacar por encima de los demás ese no es otro que “Witch Of The Future”, una oda a los 7’s maś oscuros con pasajes de todo tipo, folk, blues, reptante doom y proto-metal, incluso pasajes y punteos renacentistas. La sombra de “Planet Caravan” planea y más allá… No me quiero dejar “End Of Man”, quizás el corte más prog recordando a los Witchcraft de Magnus Pelander. Asalto ganado por Suzi Uzi

Centrémonos ahora en la otra púgil, la más fajadora pero también la más dura y corrosiva de la contienda entre las cuerdas, vamos  con Amy Tung y sus Year Of The Cobra

Paridos también al mundo del Stoner Doom más denso y apegado a la más absoluta oscuridad de bandas como Electric Wizard, Sleep, Conan, The Well o Mammoth Weed Wizard Bastard, el dúo (también sentimental) afincado en Seattle (quien lo diría…) se forma en 2015 con la misma fijación que los Black Road por Black Sabbath pero mucho menos, por no decir ninguno, sabor añejo o Vintage Doom. Amy Tung (vocals, bass) y Jon Barrysmith (drums) son un ente virulento a la par que atmosférico que mira mucho más hacia la segunda mitad de los 90’s y los nuevos sonidos extremos del nuevo milenio. Meses después de proponerse la gestación de un sonido gigantesco con ese bajo de afinación ultra-grave y mamporros enfermizos e incesantes a los parches, llega su primer EP, The Black Sun (2015), con un sonido todavía mejorable pero con una personalidad ya forjada. Le seguirán su primer album, …In The Shadows Bellow (2016) y un segundo E.P., Burn Your Dead (2017). La Tung no para de acorralar en la esquina a Suzi Uzi, incluso de provocarla con caretos…

Dos años después, llega el verdadero salto en calidad compositiva y sonido de los Year Of The Cobra con la publicación de su recientísimo Ash and Dust (2019). Producido ni más ni menos que por Jack Endino (Nirvana, Soundgarden, Melvins…). El dúo se muestra excelso, pétreo, monolítico, impenetrable, eso sí, no os penséis que aquí es todo un muro de sonido lineal y aburrido porque a parte de temas densos y destructores ‘a cámara lenta’ como el inicial “Battle Of White Mountain” o el Stoner Doom Goth aplastante de “The Divine” y “Dark Swan”, tenemos momentos más kamikazes y punk hardcore (con el Fuzz al ’11’, of course), el dark new wave de “Demons” con la única inclusión de teclados y en el que podrás imaginarte a la mismísima Shirley Manson (Garbage) susurrándote arropada por el inabarcable bajo de la Tung, o planear por Mordor con el goticismo medieval atronador de “Into The Fray”, refrescarte con las ínfulas alternativas de “At The Edge” o flotar fuera de tu cuerpo con la delicada fragilidad de “In Despair”, sin apoyo de batería, como si bizarramente Björk se hubiese unido por un instante al negro imperante…

Y hasta aquí, hemos llegado al asalto ’15’ y nuestras protagonistas todavía se mantienen en pie, nadie se planteó tirar la toalla en un cuadrilátero lleno de sangre y sufrimiento. Baphomet respira tranquilo, sabe que han estado a la altura y que lo han dado todo por él, bueno, no todo, en la ‘BOLA EXTRA‘ todavía queda muuuucho más…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorBexatron Versus Cassyette
Artículo siguienteTidal Babes