Moscú Babies

Es viernes, ¡sí, es viernes!!! y ya estamos por aquí con la acostumbrada ración criaturil prometida. En esta ocasión, de forma muy especial y comprometida para con nuestras Criaturas Salvajes patrias pues esta semana nos hemos sacado de la manga otro especial SPANISH BOMBS comenzando el pasado lunes Bernardo de Andrés con la murciana CARMEN ALARCÓN y su banda, AA MAMA. Pop Rock a la española, Classic Rock e incluso Folk son sus claras apuestas de éxito.

Vaticinaba Mr B que iba a poner algo ‘potente y poderoso’ y, sí, bueno, de sonido potente y poderoso nos vamos a dejar imbuir pero sin dejar en ningún momento arinconada la melodía y el tratamiento pop y las tonadas de comercialidad bien entendida. Hoy, por fin, la grandísima ‘TANIA C’ se corona definitivamente como CxS trayéndoos, cómo no, a su banda, los madrileños MOSCÚ BABIES!!!…

El germen de Moscú Babies se gesta en el proyecto anterior de Tania C, Hop Frog, un cuarteto de punk rock de ‘Bronxtoles’ formado en 2003 y que contaron con un E.P. en 2004 y un furioso disco debut, En la oscuridad (2016), con el punk rock ramoniano pero también mirando de reojo a Green Day, Rancid y Bad Religion. Nuestra protagonista ya muestra maneras vocales aparte de combinar labores al bajo. Desgraciadamente (o no…) Hop Frog llega a su final en 2009.

No tarda en decantarse con otro proyecto que se desmarca del anterior insuflando mucha más melodía instrumental y construcciones y pasajes más accesibles. Nace Moscú Babies como proyecto personal de la madrileña en formato Punk Pop, de hecho se encarga de componer letras y música en su totalidad en su EP debut homónimo, Moscú Babies (2009) demostrando talento e ideas frescas. Lo que no acaba de cerrar es una formación estable, de hecho recurre a unos cuantos colegas para grabarlo, así como también de invitados de lujo con integrantes de Pussycat Kill y Psycho Loosers entre otros. En cualquier caso, deja las bases de lo que Tania C buscaba, es decir, un ente diverso y sin complejos para mezclar punk, pop y rock’n’roll…

Llega 2014 y después de cinco años pateándose la escena de la capital y alrededores, creando lazos con lo más granado del rockerío de la Capital, nuestra Criatura ya está preparada para lanzar su primer LP en toda regla, Diario del Caos. Pero antes de dar algún detalle sobre el disco, hay que destacar que Moscú Babies siguen sin ser un proyecto cerrado como banda, Tania no acaba de encontrar lo que busca y para su album debut siguió contando con músicos de estudio en la grabación, eso sí, aquí aparece un tipo al que admiro y que merece todos mis respetos y más allá, ese rock’n’roler es ni más ni menos que mi intocable Star Mafia Boy que se encarga no sólo de la guitarra solista en todos los temas y de la composición y vocales del track “Kate Moss”, sino también es el excelente productor del trabajo registrado en el OlmoStudio. Tito (bass), su antiguo colega en Hop Frog, Nacho Ortiz (drums) y el citado SMB se convierten por tiempo limitado en ‘Chicos de Moscú’… La evolución es evidente, todo está más pulido, hay incluso más diversidad estilística pasando del rock’n’rolero “Kate Moss”, al punk pop de “No estoy Bien” e “Intenté”, del punkarra “Diario del Caos” a la pausada cadencia punky de “La cara B”, e incluso experimenta con los ambientes americana del acústico “Ángel”.

La formación parece empezar a querer estabilizarse pues a Tania y Tito se les une, con intención de perdurar en el tiempo, Jorge Carod a los parches y Jorge Pecha a las seis cuerdas y eso se nota, ¡vaya si se nota!, en 2015 editan el single Negra Navidad con esta formación en la que, por primera vez, la música está compuesta como banda. Es una opinión, pero considero que es un punto de inflexión definitivo para consolidar de una vez el ‘sonido Moscú Babies’ y demostrar la madurez vocal y de diferentes registros de la punk rocker. Punk de inmediatez guitarrera pero muy bien ejecutado, limpio y con los fraseos vocales y melodías en primer plano…

Tiempo después Tito abandona el barco y el que será nuevo bajista se resiste probando a unos cuantos hasta dar con Gon que será el elegido para grabar el segundo álbum de Moscú Babies, Guerra Fría (2017). Para la ocasión, Tania ha encontrado inspiración para sus letras dentro del inmortal “El Principito” alcanzando sin discusión alguna sus mejores ‘narraciones’ hasta la fecha con metáforas tan sencillas como efectivas y un imaginario visual y expresivo super conseguido.

Como era de esperar y como siempre pasa en los discos de la ‘C’, los ‘guest stars’ enriquecen más si cabe el nuevo cancionero y así, de nuevo Mafia Boy hace acto de presencia dejando su impronta guitarrística en “A cambio de Sol”, el mismísimo Kurt Baker lo borda en “Bla, Bla, Bla” en formato bilingüe, también se encuentra por aquí en el melodic hardcore inicial “Palabras con sangre”, Terry (Like Peter At Home) y Fede Rubio (Banda Cojones). En definitiva, tenemos entre manos la Obra Magna de los madrileños, funcionando por fin como banda con una producción impecable, limpia y certera, eso sí, con la colección de temas más energética que hayan parido nunca metiendo más hardcore punk que nunca pero también incluso high energy rock’n’roll como en el caso de “La Fuerza”, recordándome a aquellos Mother Love Bone de Andrew Wood, más hardcore melódico ‘a la Bad Religion’ en “Venimos de la nada” o cerrando en clave cabaret punk de tintes action rock con “El Borracho” permitiéndose cerrarlo con un guiño al “Paranoid” de quienes ya sabéis. Caso aparte merecen los fraseos vocales de Tania modulando su timbre vocal a cada tema y demostrando la madurez y el control absoluto de sus cuerdas vocales tanto en graves como en agudos. Las presentaciones en 2018 y 2019 no se hicieron esperar…

Por último, he de agradecerle a nuestra coronada Tania C que me haya puesto al día sobre los últimos movimientos de la banda, que pasan por estar actualmente con el proceso de composición de su futuro tercer disco (a la espera de poder ensayar todos juntos con la que ha estado cayendo por la Capi..) y un nuevo cambio de formación siendo ahora el guitarra Sergio (Pengüin Village, Delta +). Como curiosidad, me confiesa la madrileña que su último concierto lo dió embarazada en 2019 y que ha partir de ahí la banda se tomó un pequeño respiro por motivos obvios, alargándose más de la cuenta por el puto bicho que les ha mantenido en ‘standby’ hasta nuevo aviso. No he de liarme más, en la ‘BOLA EXTRA’ se encuentra todo lo que falta…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorJackie
Artículo siguienteThe Obscuritones