Vulvarine

Otro viernes más con tod@s vosotr@s, otro viernes y otra semana más a la saca proporcionándoos y proporcionándonos la dosis de evasión ‘Salvaje’ que nos haga nuestra convivencia con el bicho más llevadera mientras suenan ‘campanas’ sobre ese ‘brevaje’ mágico que parece estar ya aquí y que mucho me temo que ‘beberemos’ de él más tarde que temprano. Al tiempo. Pero dejémonos de cenizas impresiones, venimos a hablar de música y de mujeres y Bernardo de Andrés se atrevió a traerse a la inglesa KIM JENNETT con su classic rock & blues salpicado en jugosos singles que prometen un LP fantabuloso. ‘The Next Big Thing’, como apunta mi camarada Mr. B.

Me toca, vuelvo al Punk Rock y el Hard luminoso después de tres semanas inmersos en la más absoluta oscuridad y espasmos sanguinolentos con las CxS’s de Acid Blood, Old Blood y Night Club. Hoy os traigo a la última sensación europea en cuestiones punk rocker, VULVARINE es el nombre de la banda y si Bernardo decía que le ponía esto de encontrar a ‘la última sensación grande’ en el panorama rockero y de Criaturas Salvajes…¡¡¡qué os voy a contar yo!!!. Las austríacas de Viena prometen un futuro más que prometedor. ¡¡¡Vamos con ellas porque tienen mucho peligro!!!…

El quinteto integrado por Suzy (vocals), Sandy (guitar), Robin (guitar), Ricky (bass) y Birdy (drums) es de recientísima formación pues en 2019 unían fuerzas bajo su epígrafe rockero ‘Vulvarock’ inspirado por la criatura mitológica ‘Vulvarine’ como ellas mismas se encargan de presentar y justificar tanto en su Bio como en el épico primer corte de su album debut:

“Many centuries ago, a mythical creature known as Vulvarine was born in the depths of the Eastasian seas. Made of spirit and salt, she lived deep down amongst the beasts of the ocean. She was the wisest of all beings, a virago with the power to look through every creature’s soul…

The Time for magic is now.

The Time for freedom is now.

The Time for Vulvarine has come.”

Podría parecer que estas recién llegadas nos iban a ofrecer letras ancestrales con criaturas mitológicas, melodic heavy metal, trajes de época y videoclips enmarcados en lugares mágicos…¡pues nada más lejos de la realidad!, el quinteto vienés es un híbrido muy bien engrasado (para llevar tan poco tiempo) de raw punk rock, hard, gotitas heavy rock y ramalazos high energy rock’n’roll (‘Vulvarock’ lo llaman ellas), vamos que podríamos estar delante de unas continuadoras de las Girlschool y Joan Jett 80’s por el planteamiento de sus luminosas y pegadizas melodías con algún acercamiento a las L7 del Bricks Are Heavy (1992) y Distillers.

No voy a poder extenderme mucho más, entre que la banda acaba de llegar teniendo todavía poca actividad de directo y que les ha pillado la publicación de sus primeros trabajos en plena pandemia es imposible enrollarse más allá de contaros que lanzaron su primer y certero single Animal (2020) a finales de junio y su álbum debut, Unsleashed (2020), el pasado 24 de octubre acompañado de una presentación exclusiva el mismo día en el Arena Wien de la capital austríaca.

Insisto una vez más, la portada también podría llevar a engaño, ellas se apoyan en la historia de la criatura Vulvarine con una portada que llama a filas al Heavy Metal y la NWOBHM pero el contenido está un poco bastante lejos de la realidad, a excepción de la mencionada ‘intro’ de “The Saga Of Vulvarine” como si de la ‘intro’ del Señor de los Anillos se tratase, el heavy metal brilla por su ausencia aunque sí tenemos heavy rock en “Streetcat” y los ochenteros y jodidamente catchys “Wasted” con esas guitarras dobladas ‘a la Thin Lizzy’ y “M.C.Q” con mucha sensualidad rockera. Las canciones nos hablan de historias actuales y no de civilizaciones antiguas, así la banda te plantea letras sobre fiestas, intoxicaciones varias, acoso y desigualdades que se hacen acompañar de su cruda coraza punk rocker pop en “Dangerous”, el abrasivo high energy pero ultra-pegadizo “Rock Bottom” a dos voces mostrando el timbre limpio de la frontwoman y el sucio ‘a la Brody Dalle’ de la guitarrista volviendo a repetir en el acojonante trallazo que es “Randy Haze”. Hay momentos para la tranquilidad con la powerballad “I Need Someone” en clave melodic rock, así como tienen su cosita 90’s en “Pure Flow” oliendo a Suzi Gardner y Donita Sparks para guardarse para el final su adictivo “Animal” en donde ponen toda la carne en el asador con un estribillo absolutamente matador.

Compruébese todo lo dicho aquí mismo, abajo… la ‘BOLA EXTRA’ es minimal en esta ocasión pero jodidamente intensa y… ¡¡¡sé que no me vais a llevar la contraria si me hacéis caso!!!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorKim Jennett
Artículo siguienteRachel Brooke