Ängie

Como muy bien vaticinaba mi camarada Bernardo de Andrés el pasado lunes, las guitarras y los riffs setenteros y ‘acedecianos’ no van a ser nada protagonistas esta semana, en primer lugar Mr B se desmarcó con una de las Criaturas que más me están volviendo loco en estos últimos días, y es que Tami Neilson y su exquisito Vintage Rock’N’Roll 50’s es una perita en dulce para amantes de una época tan determinada y rica en iconos y canciones legendarias.

En mi caso, esto no va de Vintage amigas/os, ni tan siquiera exige el esquema instrumental del Rock, pues ni guitarras, ni bajos, ni baterías escucharéis hoy aquí. Siempre advertimos que el concepto ‘CxS’ era infinitamente más amplio de lo que muchos se pensaban y en este post tenéis otra prueba ya que el término ‘Salvaje’, en nuestro caso, siempre se referirá a mujeres inconformistas o con un mensaje rebelde y provocador como tal, a mujeres que reivindican su papel y su protagonismo en la música gracias a los riffs sacados de sus guitarras, a los alaridos blues rock de sus cuerdas vocales o las provocaciones más o menos descarnadas de sus letras pero claro, cuando se plantea a una Criatura que cimenta su mensaje con programaciones, loops y sintetizadores varios, sé de buena tinta que a esta artista no se le mira con buenos ojos en el primer bocado, quizás sea por nuestra culpa al decantarnos en la mayoría de ocasiones por el rock, el blues, el metal y el stoner, pero aquel post en el que os traje a los Night Club de Emily Cavanaugh aprendí más que nunca que la idea ‘Criaturas Salvajes’ es jodidamente ilimitada…

Mi Criatura de hoy es una de las que más se está hablando ultimamente en el mundillo ‘mainstream’, una ‘Lolita’ en toda regla que ha venido para imponer sus normas desde la fría Suecia y que, con su actitud ética y politicamente incorrecta, está levantando ampollas entre la sociedad europea y yankee bien-pensante, además de estar jodiendo muy mucho a esa falsa doble-moralidad que se nos quiere imponer desde los poderes fácticos. Ha llegado el momento de la reina de los colores pastel y el olor a ‘maria’, ha llegado el momento de ÄNGIE

Nacida en 1995 en Estocolmo y criada en un entorno espiritual ‘complicado’ en la ciudad de Nynäshamn, Angelina Dehn, fue gestando una personalidad introvertida y acomplejada que se acentuó mucho más cuando empezó a sufrir ‘bullying’ por sus propios amigos al enterarse éstos de que era lesbiana y que su novia era una de las ‘demonizadas’ del instituto por su condición sexual. Angelina no pudo soportar la presión y sus complejos y síndromes empezaron a aflorar de forma brutal con un TDAH (Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad) (casi) extremo que hace que afloren tendencias suicidas que nunca, por suerte, llegaron a materializarse. Los médicos deciden incorporar el Cannabis como tratamiento terapéutico al que se le añaden sus incipientes aptitudes musicales y vocales. Angelina estaba salvada…

Enfocada hacia el mundo de la música, abusando más o menos de sustancias pero sin perder el norte y con un sentido de la provocación innato que le permite sacar sus demonios personales, comienza a colaborar con el grupo sueco indie, Death Team, que le reafirma en el concepto y el estilo provocadores que nuestra protagonista empieza a madurar definitivamente.

Es en 2016 cuando el nombre artístico ÄNGIE es adoptado por la Dehn siendo los propios Death Team (Maja Edelbring y Johen Rafael Tillin) los productores de su primer pelotazo comercial con el clip que ahora mismo estaréis visionando (mis palabras ahora mismo sobrarían con la riqueza de ‘imágenes’ y ‘palabros’ de todo tipo que estaréis encontrando en él…

De inmediato le sigue otro single el mismo año que, sin ser tan provocador sonoramente, se apoya en una melodía más ‘soft’ y unas bases más agradables sin perder la pegada provocadora en letra e imágenes con su ‘cigarrito’ de ama de casa’...

Y bien, la música de la nueva ‘femme fatale’ escandinava no es otra cosa que electro pop, pero electro pop de muchos kilates en fluida convivencia con el trap-hop más actual. Nombres y referencias te van a venir a la cabeza rápido caso de Lana del Rey, Velvet Underground, Brooke Candy, Massive Attack, Tricky, Sky Ferreira o los citados Night Club y es normal, la ‘Lolita’ vikinga lleva en esto desde hace tres años y ahora cuenta tan sólo con 23 primaveras.

Tras otro single incendiario como “Spun” (2017), la diva ya está preparada para presentarse en serio con un colección de canciones a la altura de sus singles. Ängie se saca de la manga en este 2018 un E.P. que sigue provocando más que nunca en imagen…

…pero también en su título con el controvertido y provocador Suicidal Since 1995 (2018) que no es otra cosa que un libro abierto de vivencias y experiencias más o menos turbias y oscuras que la sueca ha sufrido durante todos estos años de traumas pero también de excesos y desequilibrios emocionales. ¿Os parece provocador su título y su portada con ella simulando un ahorcamiento?, posiblemente sí pero todas las críticas que se está llevando por su lenguaje repleto de ‘motherfuckers’ y ‘pussies’ le están reportando una publicidad gratuita además de comprender que la provocación es el camino más rápido para llamar la atención en la industria gracias a sus artísticas portadas y sus videoclips rebosantes de diseño y perversión.

“Dope” y “Here For My Habits” han sido sus primeros singles y siguen incidiendo en esa vida de excesos, de culpa y de exorcismo emocional. “Boss” y “We Run” son cortes que se acercan clarisimamente a Lana del Rey, con esa voz lánguida a la par que sexy y esa atmósfera hipnótica y sesentera, más vintage el primero, más NIN/Massive Attack el segundo, mientras que “2013” tiene un puntito Morcheeba de los primeros discos que me pone mucho. Viene otro tema que me vuelve loco, los excesos de “Coke And Brain” y su electro pop sedado y colocado se dejan sentir con unas bases de fábula. El E.P. acaba con una de las fijaciones de Ängie, la Velvet, pues se marcan un ambiental “Venus In Furs” como si dentro de las entrañas del Mezzanine de los Massive se tratase.

Y no me queda más por decir, tenía ganas de desmarcarme con algo fuera del ámbito rockero sin perder el norte ‘CxS’ y con Ängie os puedo asegurar que se consigue de todas todas. Nunca sabes donde lo que te depara el destino pero os aseguro que la de Estocolmo ha sido toda una sorpresa.

BOLA EXTRA FUMETA…

  1. Me gusta eso de desafiar a la doble moral, eso llamó mi atención- Me parece que la hostilidad hacia ella la convirtió en una criatura salvaje, en forma similar a la que se obtiene inmunidad a una enfermedad, luego de tenerla.
    Me parece que se nota su talento al cantar, a pesar de la música que la acompaña, que no me parece muy creativa (Art of Noise me parece creativo).
    Lo de la tapa con la soga, me parece que tiene mucho sentido. Funciona como acusación a quienes la llevaron al borde del suicidio. Y todo por esos prejuicios.

    Bien por las criaturas salvajes, de las cuales destaco a The Amorettes.

    • El Demiurgo – Gran respuesta Demiurgo y es que Ängie lo merece por su actitud provocativa y su cuidado de la estética e imagen que la desmarca de sub-productos de usar y tirar. Una salva por The Amorettes!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorTami Neilson
Artículo siguienteLas Infrarrojas