Tami Neilson

Después de una semana pasada dominada por el mundo de la guitarras con sonidos hard rock, de la mano de las Thundermother y el dúo The Pearl Harts – cuya lectura y escucha les recomiendo de forma encarecida si es que todavía no han caído en sus redes – me temo que esta semana van a cambiar las tornas sustancialmente, y para empezar, al menos por esta parte nos corresponde dar salida u entrada en esta web a la primera figura actual del mundo del vintage rock 50’s  que se pasea por este planeta Tierra. Y es que es ni más ni menos que la canadiense afincada en Nueva Zelanda , TAMI NEILSON, cuyo trono se ha asegurado merced a una colección de excepcionales trabajos y un primoroso ejercicio de revivalismo con la base del clásico rock and roll como punto de partida, sin que además, se haya vendido ( como otras ) al mundo del mainstream pop rock de festivales y grandes nombres.

Lo extraordinario de esta mujer, es que es capaz de lograr todo lo que se proponga merced a una vitalidad innata y a una voz  insuperable que le permite escapar de cualquier encasillamiento aunque siempre ha mantenido una loable lealtad a los sonidos propios de los orígenes del rock and roll y primeras andanzas del soul, y su trabajo es una buena síntesis de vida y calor, nacidos, la primera de la sangre, y la segunda de esa voz con alma. Tami nació en Canadá y allí encaminó sus primeros pasos artísticos en la banda familiar con un sonido arraigado en el country and western llamada The Neilsons,  los cuales en 1996 llegaron a editar un lp bajo título homónimo . Tras romper ese grupo familiar emigra junto a su hermano Jay ( coautor de mucho de sus temas ) a Nueva Zelanda, donde contrae matrimonio y establece allí su sede laboral ( aunque pueda resultarles extraño fuera de los USA  son las Antipodas el lugar donde la country music se encuentra más arraigada y con una generosa aceptación de público ) . En el 2008 nos obsequia con su primer lp RED DIRT ANGEL el cual es simplemente una notable colección de canciones de corte country bien ejecutadas pero que todavía no estallan en el corazón salvo una Dancing With Me Angels , una balada de piel de gallina. 2009 y 2011, ven la salida de dos lps THE KITCHEN TABLE SESSIONS, donde se  muestra la necesidad de Tami por encontrar nuevos caminos a su música y para ello se desnuda en instrumentación y ofrece un montón de cortes bastante limpios de producción con incursiones ya en sonidos de rockabilly de los años 50. Dos trabajos interesantes como punto de partida para su parte de carrera más significativa. En el 2014 aparece el primer largo de enjundia de Tami, un portento llamado DYNAMITE !!, una colección explosiva de vertiginosas canciones que funden el  CW ( Texas,  You Lie    ); torch songs ( Cry Over You, Running To You  ), pin up songs ( Dynamite ),  soul (  Walk ) y rockabilly ( Woo Hoo, Come Over, ). El disco produce un efecto devastador en la escena vintage al encontrar una nueva profetisa ya que se encontraba en plena desesperación ante la evidente espantada del género de la que era su Diosa, Imelda May . Dynamite es la primera de esas obras a guardar como oro en paño.

Tras la sensacional acogida de Dynamite! la siguiente obra no defrauda, más bien todo lo contrario si Dynamite! era un explosión lo de DON’T BE AFRAID  escapa de sustantivos,  de detonación, ya que se trata del vértigo del lp precedente aumentado exponencialmente. Voz puesta al límite de la expresividad ( Don’t Be Afraid , un blues soul negro y oscuro sólo al alcance de Berth Hart ) , y producción de lujo capaz de mover a la artista en un pleyade de estilos como si circulase por una autopista. Grabado en formato de cuarteto sonando como un antiguo lp de gran diva del r’n’b, sin dejar ni un segundo para la calma ya que tanto en las baladas  ( So Far Away, If Love Were Enough,  Bury My Love ) como en los fieros rugidos ( Holy Moses, Laugh Laugh Laugh ) tanto el soul como el country se muestran capaces de sobresaltar a cualquier ser humano, es un disco de abrir las carnes  .

El gusto que Don’t Be Afraid  por el soul y el r’n’b a lo Etta James tiene su continuación en el regalo editado el año 2017 SONGS OF SINNERS LIVE, lanzado a la limón de su gira mundial y que no es más que toda una colección de canciones de origen gospel que al final también es todo un homenaje a sus ídolos ( Cash, Dylan o Mavis Staples ). Si desean ver la luz divina, si desean conocer como es el paraíso, si les gustase oír a los ángeles alabar al Señor, entonces, estas canciones para pecadores es el lugar adecuado para lograr tales propositos.

La recalada en los mundos de Dios es momentánea ya que de inmediato se pone en juego otro nuevo lp de Tami SASSAFRASS  ( 2018 ) , un trabajo que se encuentra por debajo de sus tres últimos predecesores , sin que baje del notable, tal vez por dedicarse a ser una especie de Katy Perry del rockabilly a base de meter sonidos más pop que de costumbre ( hasta elementos tropicales cual Carmen Miranda ) Kitty Cat ( rockabilly ), One Thought Of You ( vocal Jazz ), Manitoba Sunrise at Motel 6 ( country ), o Devil In Dress ( r’n’b ) justifican por si solos seguir este disco y mantener la confianza en la cantante

 Les dejo  como siempre con una sesión de BOLA EXTRA donde podrán seguir disfrutando de las virtudes de esta Diosa del moderno roackabilly y de los sonidos más deliciosamente vintage con predominio hacia el color negro.

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anteriorThundermother
Artículo siguienteÄngie